El Comercio
Premios Princesa

La princesa Leonor ya tiene su cóctel

El barman Sabino Díez agitaba ayer la coctelera para elaborar el Princesa de Asturias en el bar americano del Reconquista.

El barman Sabino Díez agitaba ayer la coctelera para elaborar el Princesa de Asturias en el bar americano del Reconquista. / Álex Piña

  • Es una creación de Sabino Díez, el hombre que regenta la barra del Reconquista, auténtico epicentro ‘b’ de los premios

Con el Reconquista tomado por decenas de guardaespaldas como castillos que se comunican a través de pinganillos en las orejas y un perro pastor custodiando la entrada de la fortaleza junto a un arco de seguridad de obligado tránsito, las 142 habitaciones del hotel ya han sido colonizadas por la Fundación Princesa de Asturias, que tiene todas las estancias reservadas en exclusiva hasta el sábado, así que el ambiente en el corazón de los Premios a solo un día del asedio final es un polvorín.

Pero, en medio de todo el trajín de esbeltas azafatas, rigores de la etiqueta e invitados de postín que entran y salen de la fortaleza previo paso por el escáner –hemos visto a Padura con una bolsa de una gran superficie comercial y a Lledó con otra de una humilde perfumería–hay un hombre de hielo capaz de conservar la calma en un oasis de luces tenues y botellas de todas los sabores, formas y colores: Sabino, Sabino Díez, Sabino el otro, custodio del bar americano y encargado de una misión fundamental para que esta edición de los galardones vaya como la seda.«Mi labor es que no les falte nada de beber ni a los equipos de seguridad de los Reyes ni a los premiados». Ya se sabe que la sed es a veces más mortífera que el hambre.

Pero que nadie se llame a engaños, porque los Premios Princesa son prácticamente abstemios –a imagen y semejanza de la Reina doña Letizia, que no bebe en actos oficiales– y «lo que más se sirve estos días son aguas y cafés».

La prueba está acodada en la barra, donde alguien pide un expreso y «un vasín de agua, por favor». La cara resulta familiar. Tanto como que es la de Alberto Aza, quien fuera jefe de la Casa del Rey, que aprovecha para relajarse antes de cumplir la tarea que se ha fijado para esta mañana:donar un retrato de su bisabuelo, José García-Braga, al Ayuntamiento de Oviedo, ciudad de la que fue alcalde en 1902 además de regentar una farmacia «en Altamirano esquina Rúa que además tenía una rebotica política muy importante».

Aza charla sin prisas de aquel antepasado «relacionado con el melquiadismo» y del cuadro que apareció cuando se dispuso a vaciar la casa de su madre, saboreando cada sorbo del cortado, mientras Sabino recuerda que un café fue también la elección de la reina doña Sofía el año pasado, cuando salió del ascensor y el barman se encontró con que «la reina madre» le quería saludar.

«Fue el último día de los Premios. Imagínate la situación. Había tensión y mucho cansancio acumulado». Y, entonces, alguien de protocolo le presentó a la soberana emérita.«Majestad, este es Sabino, que nos está ayudando mucho a todo el ‘staff’», le dijeron a doña Sofía. YSabino Díez, Sabino el otro, sintió que era uno de esos momentos que se quedan para los restos en la memoria de cualquier súbdito: «La reina me agradeció mi trabajo, estuvimos hablando un par de minutos y me pareció una auténtica señora, una verdadera dama. Fue presentármela y quitárseme inmediatamente todo el cansancio. No me lo podía creer».

Todavía no parece salir de su asombro este monárquico rozando lo recalcitrante que, como homenaje personal a la Familia Real, acaba de crear el cóctel Princesa de Asturias, «en honor de Leonor» y, por supuesto, también libre de alcohol. «Es un combinado a base de zumo de arándanos» y un ‘sour’, un jarabe que hago con zumo de limón y lima y azúcar. Después, lo termino con nata y lo decoro con un arándano». Una creación que Sabino –sólo podía llamarse Sabino el hombre tranquilo que sólo se derrite cuando se topa de bruces con la Corona– ya ha incluido en la carta de su bar americano, un tributo bebible a la Historia viva de España por seis módicos euros, oiga.