El Comercio

Premios Princesa

Mary Beard considera «fundamental» el estudio de las Humanidades para formar a la ciudadanía

La historiadora británica Mary Beard, durante la rueda de prensa ofrecida en Oviedo.
La historiadora británica Mary Beard, durante la rueda de prensa ofrecida en Oviedo. / EFE
  • «La Historia es algo que tenemos que afrontar, no vamos a adelantar nada corriendo un tupido velo, es incómodo pero es así», asegura la Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales

La ganadora del Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales 2016, la historiadora Mary Beard, ha pedido un mayor compromiso de las Administraciones con el estudio de las Humanidades en los programas educativos. Considera que es "fundamental" para construir la sociedad.

Beard ha sido la primera galardonada en comparecer en rueda de prensa en la XXXVI edición de los Premios Princesa de Asturias que cada año concede la Fundación de mismo nombre. La historiadora ha dedicado sus primeras palabras a todos los que trabajan en el estudio del mundo antiguo, y ha lamentado que esta materia parezca "optativa" y prescindible en épocas de austeridad.

Las Humanidades, ha dicho, corren el riesgo de parecer "bonitas pero no necesarias" y la labor de quienes las estudian es "afirmar y defender la idea de que el estudio de la Historia y las Humanidades no es un extra optativo que está bien cuando las vacas vienen gordas y que se pueden suprimir en vacas flacas".

A su juicio, "sería horrendo" imaginar un grupo de ciudadanos que crezcan "sin ningún sentido de pensamiento y análisis históricos" o sin cultura literaria. "Las Humanidades no son gratis ni baratas, pero son fundamentales para crear el tipo de ciudadanía que queremos tener", ha resumido, para defender después que las Humanidades van "de la mano" con la inversión en ciencias. "No queremos un mundo en el que haya cambios enormes y progresos tremendos en las tecnologías que no vayan acompañados de la existencia de filósofos que nos ayuden a dar sentido a todo esto", ha afirmado.

«La Historia es algo que tenemos que afrontar»

La historiadora, al ser preguntada por la recuperación de la memoria histórica en España, ha establecido un paralelismo con el imperialismo británico, afirmando que la historia "es algo que tenemos que afrontar". "No podemos hacer 'photoshop' de las cosas que no queremos ver y dejar de examinar los componentes porque va en contra de lo que es la historia", ha subrayado. "No vamos a adelantar nada corriendo un tupido velo, es incómodo pero es así", ha dicho

Así, ha hecho referencia a la retirada de una estatua de un benefactor de Oxford y personalidad relevante del imperialismo británico. Beard ha explicado que un sector quería retirar la estatua para no rendir homenaje "a un hombre así" pero que, por otro lado, es necesario mirarle "cara a cara" y darse cuenta de que de él ha procedido parte del dinero con que cuenta Oxford. "Salvo que se examine esto no vamos a poder progresar", ha señalado.

Catedrática de Clásicas en la Universidad de Cambridge y miembro del Newnham College, es una de las especialistas sobre la Antigüedad más relevantes y una de las intelectuales británicas más influyentes. El jurado encargado de conceder el premio ya ensalzó en mayo de este año su "sobresaliente contribución al estudio de la cultura, de la política y de la sociedad de la antigüedad grecolatina", valorando su capacidad para integrar el legado del mundo clásico en el presente.

«Hay que aceptar que la discriminación

La historiadora, conocida también por sus ideas sobre el feminismo, ha observado con "no demasiado pesimismo" la situación en occidente y en concreto en Europa, respecto a la discriminación de las mujeres. Así, ha recordado que se ha vivido una revolución del poder femenino. "Cuando era estudiante solo el diez por ciento eran mujeres, y ahora son el 50 por ciento", ha destacado.

Aún así, ha reconocido que aún queda mucho camino por recorrer, no sin asumir que "la discriminación está integrada en la civilización occidental". "Algún día podremos decir que una mujer es ambiciosa y que sea un elogio, pero hoy en día no es así", ha lamentado.

En este punto se ha referido a amenazas que ella misma ha recibido a través de las redes sociales por su trabajo y ha incidido en que los discursos antifeministas y "antimujer" los esgrimen "los tristes, borrachos y desinhibidos". Lo importante, ha dicho, es mirar cara a cara a estas personas "y decir, cállate".