El Comercio

Premios Princesa
Patricia Espinosa, hoy, en Oviedo.
Patricia Espinosa, hoy, en Oviedo. / Efe

«El Acuerdo de París es en efecto nuestro regalo de esperanza»

  • Patricia Espinosa Caballero, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, ha sido la encargada de recoger el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades en nombre de todos los que alcanzaron el acuerdo

La diplomática Patricia Espinosa, en nombre de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático y del Acuerdo de París, Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional 2016, ha dicho hoy que ese pacto es un "regalo de esperanza", que ha compartido con la infanta Leonor y los demás niños del mundo.

La diplomática mexicana ha realizado estas afirmaciones en su intervención en la ceremonia de entrega de los premios, presidida por los reyes en el Teatro Campoamor, en la que ha sido una de las encargadas de pronunciar los discursos de agradecimiento de los galardonados junto a Núria Espert, Mary Beard y Richard Ford.

"Hoy quiero compartir este regalo con Su Alteza Real la Princesa de Asturias, doña Leonor, quien pronto cumplirá 11 años y con los demás niños del mundo", ha dicho Espinosa, que ha destacado que el Acuerdo de París ofrece las herramientas para "trabajar juntos" y crear "no solo un futuro sino un presente seguro y sostenible" para los hijos de todos.

Dirigiéndose a los Reyes, la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático ha afirmado que hoy es un día "especial" que invita a hacer una pausa y reflexionar sobre el presente y el futuro.

La reflexión sobre el Acuerdo de París, sobre el camino recorrido hacia su adopción y sobre los pasos a seguir ha revelado que le "llenan de esperanza".

Asimismo, ha expresado el "gran honor" que le supone aceptar el Premio Princesa de Asturias a la Cooperación Internacional, y tener el "privilegio" de hacerlo junto a su predecesora, Christiana Figueres, una persona cuyo liderazgo fue "esencial" a lo largo de todo el proceso, a la que ha valorado su optimismo, visión y energía.

También ha reconocido el "liderazgo" de una persona "importante", al mencionar al ex primer ministro francés Laurent Fabius, que estuvo al frente de la presidencia de la Cumbre en París, ausente hoy en la ceremonia por motivo de salud y de la labor del secretario ejecutivo adjunto de la Convención, Richard Kinley.

Además se ha congratulado de que otros dos representantes del personal de la secretaría estén presenten en Oviedo, "sobre todo porque el premio es para ellos".

En los tres meses que lleva trabajando en el secretariado, Espinosa ha podido constatar "su profesionalismo, alto grado de conocimientos y calidad de su trabajo", y sobre todo "su fuerte compromiso" en la lucha contra el cambio climático en aras del bienestar de los que hoy estamos aquí y las generaciones futuras.

Ha precisado que el premio reconoce también el "arduo trabajo" de numerosos y visionarios países y líderes mundiales, que atendieron su obligación de enfrentar los desafíos que presenta el cambio climático e "inspiraron al mundo" a superar sus diferencias nacionales por el bien común y, más aún, por hacer realidad la visión de que un desarrollo sostenible de bajo carbono no solo es posible sino necesario.

El Acuerdo de París va a permanecer como el "legado" del secretario general, Ban Kimoon, y muchas otras personas de los más diversos ámbitos de la sociedad que han recordado que la cooperación internacional es "más exitosa" si los gobiernos y las sociedades tienen la voluntad de trabajar juntos, ha sostenido.

En opinión de Espinosa, la "enorme" colaboración demostrada por los países en los años previos a la Conferencia de París dio paso a la cita en la capital francesa con "espíritu de solidaridad", con el respaldado además de ciudades, regiones, empresas e inversionistas, académicos y científicos, activistas, líderes religiosos y ciudadanos preocupados por el futuro de la "casa común".

"Me siento afortunada de tener la responsabilidad de hacer avanzar el espíritu de solidaridad y de cooperación en la siguiente fase del proceso", ha señalado en relación a la "implementación".

Al igual que en los días, meses y años que precedieron, esta nueva etapa requerirá del trabajo "mancomunado de todos" para hacer realidad un futuro sostenible, que dé esperanza para los jóvenes de hoy y para las generaciones futuras, ha afirmado.