Les Luthiers: «El separatismo siempre encubre una forma de xenofobia»

Los integrantes del grupo argentino Les Luthiers, durante la rueda de prensa ofrecida en Oviedo con motivo de la entrega de los Premios Princesa de Asturias. /Alex Piña
Los integrantes del grupo argentino Les Luthiers, durante la rueda de prensa ofrecida en Oviedo con motivo de la entrega de los Premios Princesa de Asturias. / Alex Piña

«Lamento personalmente la situación actual y espero que se solucione de la mejor forma posible», dice en Oviedo Carlos López Puccio, integrante del grupo argentino galardonado con el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2017

EFE

Les Luthiers se han manifestado hoy claramente en contra del reto independentista catalán, "porque el separatismo siempre encubre una forma de xenofobia", y han mostrado su deseo de que el problema que se vive actualmente en España, a la que consideran su segunda patria, "se solucione de la mejor forma posible".

Han sido palabras de Carlos López Puccio a las que inmediatamente se han sumado Marcos Mundstock, Carlos Núñez, Jorge Maronna, cuatro de los integrantes de este reconocido grupo cómico y musical que hoy han ofrecido una rueda de prensa en Oviedo.

Los cuatro, junto a Martin O'Connor y Horacio 'Tato' Turano, sustitutos de Daniel Rabinovich, alias Neneco, fallecido en 2015, se encuentran desde este fin de semana en la capital asturiana para recoger este viernes, 20 de octubre, de manos del rey Felipe, el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2017.

"Lamento el separatismo en todos los sentidos porque encubre siempre una forma de xenofobia: tú aquí no; tú eres distinto, tú no vengas con nosotros. Por eso lamento personalmente la situación actual y espero que se solucione de la mejor forma posible", ha señalado Puccio tras recordar que no deja de ser la visión de un extranjero, pese a que son también españoles por una "hermosa concesión del Gobierno" y por adopción.

De hecho, ha resaltado el cariño que desde hace años les une a España y la admiración que siempre han sentido por el proceso democrático del país, la Constitución de 1978 y la construcción del Estado de las autonomías, donde las comunidades se implicaron "en pos de un mismo logro, conservando su lengua y sus tradiciones, lo que es expresión de lo humanamente bueno".

Sus palabras fueron suscritas de inmediato por Mundstock, a continuación por Núñez, pero éste precisando que hubiese sido incapaz de hacerlo con palabras tan bonitas, y por Maronna, que hizo lo mismo en su condición de italiano, no de español y a quien, entre las risas de los periodistas que seguían la conferencia de prensa, Puccio recordó que en Italia también hay regiones separatistas.

Aunque no llegaron a pronunciarse sobre si el reto independentista catalán podría ser objeto de humor, sí que finalizaron su comparecencia ante los gráficos formando una semicircunferencia y con las manos unidas en el medio mientras Mundstock decía a sus compañeros: "Estamos firmando la independencia".

Previamente, había asegurado que no creía que los nuevos tiempos o las redes sociales hayan provocado cambios en los límites del humor ya que, según Mundstock, es el tono en el que se diga lo que puede hacer que algo provoque rechazo o no, al margen de que sea políticamente correcto.

"El dolor ajeno, ése creo que es el límite", ha señalado este humorista que en los años sesenta del pasado siglo empezó a leer, primero a sus amigos, y luego ante el público, la biografía del famoso compositor ficticio Johann Sebastian Mastropiero.

Autores de más de 30 espectáculos desde que en 1967 iniciaron en Buenos Aires su andadura artística de la mano del ya fallecido arquitecto Gerardo Masana, Les Luthiers tienen cuerda para rato, aunque renovada.

Carlos Núñez ha anunciado que lo deja ya, una vez finalice su gira actual por España con su último espectáculo "¡Chist!, una decisión que, según ha asegurado hoy en Oviedo, "es irrevocable".

"Mis 75 años me están pasando facturas. 75 años recién cumpliditos hace dos días en Oviedo", ha afirmado este biólogo y concertista de piano, hijo de españoles, autor del famoso "Teorema de Thales" y uno de los más destacados creadores de instrumentos inverosímiles que forman parte de sus espectáculos.

De hecho, el germen de Les Luthiers fue un pequeño coro que utilizó instrumentos caseros para tocar una pieza que parodiaba una cantata barroca con un texto tomado del prospecto de un conocido laxante argentino, la "Cantata Laxatón", compuesta por Masana.

Tras cumplir el pasado 4 de septiembre 50 años sobre las tablas, "los contratos siguen lloviendo" y la gente sigue disfrutando de sus espectáculos por lo que no hay razones para que Les Luthiers no sigan trabajando, ha afirmado Núñez.

Sobre la posibilidad de incorporar mujeres a la formación, ha dicho que siempre que le hacen esa pregunta le viene la imagen de cuántas veces habrían preguntado al Gordo y el Flaco que por qué no eran tres.

"Nunca se nos ocurrió. A los Rolling Stones, tampoco", le ha puntualizado Puccio y antes de que Mundstock finalizase diciendo que nunca hubo una decisión deliberada y que hubo épocas en las que esporádicamente alguna chica formó parte de sus actuaciones.

Mundstock ha reconocido que su actual espectáculo funciona, incluso mejor que otros, y Puccio ha incidido en que, pese a su medio siglo de trabajo juntos, tratan de no dormirse en los laureles y mantener el nivel, "aunque a veces es difícil".

Con su humor blanco e inteligente, que se introduce de lleno en el absurdo con juegos de palabras inteligentes y originales, Puccio ha reconocido que el castellano es parte de su arte y que por eso Les Luthiers han desarrollado el 98 por ciento de su arte en esa lengua. EFE

Fotos

Vídeos