El Comercio

Premios Princesa

«El premio es para todos lo niños y jóvenes que han vivido y viven en Aldeas Infantiles»

vídeo

Pedro Ruig Pérez, en su llegada, este mediodía, al Hotel Reconquista de Oviedo. / Ángela S. Cifuentes

  • Pedro Ruig Pérez ha llegado este mediodía al Hotel Reconquista de Oviedo: «Es una alegría inmensa y un honor estar aquí»

«Mil gracias por este recibimiento. Este premio es para todos los niños y jóvenes que han vivido y viven en Aldeas Infantiles». Así de claro y rotundo fue Pedro Ruig Pérez en su llegada esta tarde, 13.30 horas, al Hotel de la Reconquista de Oviedo para recibir el viernes el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2016.

Sonriente y saludando a todos los locales se acercó a la directora de la Fundación Princesa de Asturias, Teresa Sanjurjo, con quien se mostró muy agradecido. Y con amabilidad, también, atendió a los medios de comunicación, «es una alegría inmensa y un honor estar aquí», expresó Puig. Y es que según el presidente ejecutivo en España de Aldeas Infantiles SOS, «tenemos que aprovechar esta oportunidad que la vida nos regala para poner en la agenda social a la infancia en un primer lugar. Primero a los niños que no pueden vivir con los padres y después a los niños que a raíz de esta crisis en España lo está pasando francamente mal porque uno de cada tres niños está viviendo bajo el umbral de la pobreza».

Sin duda, Pedro Puig dedica el premio «a todos ellos» y ha asegurado que habrá una presencia de Aldeas Infantiles en Asturias «a principios del próximo año» ya que en la región hay más de «6.500 donantes que harán posible este proyecto». De esta forma se despidió de la prensa y se acercó a la banda de gaitas Xiranda para tomar una fotografía junto a los músicos.

Aldeas Infantiles SOS es una organización privada de ayuda a la infancia, internacional, sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es ofrecer a los niños una familia, un hogar estable y una formación sólida, adoptando un modelo familiar de carácter universal, en función de las características sociales y culturales de cada país. Según el acta del jurado se concedió el galardón a Aldeas Infantiles SOS «por su contribución, durante más de setenta años y en 134 países, a la protección de los niños, a través de principios pioneros y que cobran aún mayor vigencia en momentos en los que los conflictos internacionales ponen en especial riesgo a los más vulnerables».