El Comercio
Premios Princesa

La UE, favorita al Premio Princesa de la Concordia frente a Bono y las ONG

El jurado, reunido ayer en el Reconquista.
El jurado, reunido ayer en el Reconquista. / MARIO ROJAS
  • La candidatura del 60 aniversario del Tratado de Roma ha sido respaldada por los expresidentes González y Zapatero

La Unión Europea es la gran favorita a alzarse con el premio Princesa de Asturias de la Concordia 2017, el último de los ocho galardones que convoca este año la Fundación Princesa y al que optan 28 candidaturas de 16 países. Así lo desvelaron ayer varios integrantes del jurado, compuesto por miembros de los Patronatos y que comenzó sus deliberaciones en el ovetense Hotel de la Reconquista, mientras que a mediodía de hoy dará a conocer su fallo.

La candidatura, presentada hace dos meses, se sustenta en la celebración del sesenta aniversario del Tratado de Roma, que dio origen a la actual Unión Europea, y disputará el galardón a eternos candidatos como el cantante Bono o a algunas ONG entras las que destaca la del sacerdote misionero Patricio Larrosa y la Asociación Colaboración y Esfuerzo (Acoes), con más de un cuarto de siglo de trabajo en Honduras, concretamente en las afueras de Tegucigalpa, donde han creado varios colegios a los que asisten miles de niños sin recursos. Aunque, en opinión de algunos, esta opción pierde fuerza toda vez que el galardón del pasado año recayó en otra institución que trabaja en favor de los menores en riesgo de exclusión: Aldeas Infantiles SOS.

La candidatura en favor de la UE fue una de las mencionadas por Ángel Antonio del Valle, presidente de Duro Felguera, quien aseguró que «se trata de un premio más para una institución que para una persona». Y, sin duda, se situó como la clara favorita del presidente de la Fade, Pedro Luis Fernández, que apostó por ese ejemplo de «unión» tan «diferente».

Más discreta, la presidenta de Hunosa, Teresa Mallada, explicaba, a su lado, que «este año hay una variedad impresionante de candidaturas y van estar muy discutidas todas las valoraciones, así que el premiado será una sorpresa». O quizá no tanto, porque, según añadió Mallada, «en este momento en el que necesitamos reforzar la situación de Europa como continente en el mundo, podría ser» la de la UE la candidatura idónea.

Mucho menos convencido se mostró el armador astur-mexicano Antonio Suárez, que empleó la expresión de un líder sindical del país azteca para referirse a las candidaturas: «Está la caballada flaca». Se refería Suárez a que, aunque no le gustaba del todo, el de la Unión Europea sería «un premio magno» y que, «dadas las circunstancias que tiene hoy Europa, algo que parecería ilógico hace dos años a lo mejor es menos ilógico hoy». Y es que, precisó, «Europa se ha estado tambaleando con el 'Brexit', Francia... Todos queríamos que saliese Macron porque, si no, se desestabilizaba».

Y es que, a pesar de las críticas a la gestión de la crisis de los refugiados, la candidatura auspiciada, entre otros, por el asturiano Diego Canga, jefe de gabinete de Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, cuenta con el apoyo de personalidades como los expresidentes del Gobierno Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, que han remitido a la Fundación Princesa una carta respaldándola, así como el sindicalista Ignacio Fernández Toxo (Comisiones Obreras) o los banqueros Ana Patricia Botín (Santander) y Francisco González (BBVA). Un lobby del que también forman parte los expresidentes del Parlamento Europeo Enrique Barón, José María Gil-Robles y Josep Borrell o antiguos comisarios como Pedro Solbes y Joaquín Almunia.

Todos ellos argumentan en sus misivas que la Unión Europea «encarna un proyecto de promoción de la democracia y de los Derechos Humanos» y que el Premio Princesa contribuiría «a renovar la confianza de los ciudadanos en el proyecto de integración en un momento en el que las peores tendencias nacionalistas y xenófobas cobran fuerza».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate