El Comercio
Premios Princesa

El Princesa de Asturias, «un gran honor» para la Unión Europea

fotogalería

La Unión Europea recibe el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2017.

  • La Unión recibe con orgullo el galardón de la Concordia 2017 en un año «marcado por el 60 aniversario del Tratado de Roma»

La Unión Europea (UE) recibió hoy con orgullo el Premio Princesa de Asturias de la Concordia, un galardón que llega en uno de sus peores momentos económicos y políticos, en pleno inició de la negociación del "brexit".

Los representantes de las instituciones europeas consideraron hoy un "reconocimiento y honor" que la Unión haya sido distinguida con el premio.

"Aceptamos en nombre de la Unión Europea este prestigioso galardón y agradecemos el reconocimiento y el gran honor que nos llega de España", dijeron los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk; del Parlamento Europeo (PE), Antonio Tajani, y de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, en un comunicado conjunto.

Los representantes europeos subrayaron que el galardón "supone un reconocimiento excepcional en un año marcado por el 60 aniversario del Tratado de Roma".

"Hace seis décadas los padres fundadores de la Unión sembraron la semilla de una Europa unida sobre las cenizas de una guerra devastadora. En el recorrido posterior se han forjado los lazos de una unión de pueblos que han permitido embarcar a los europeos en un proyecto de paz, democracia y prosperidad", señalaron.

Recordaron asimismo que "hace treinta años España se sumó a esta aventura europea con entusiasmo y espíritu constructivo" y añadieron que "hoy es uno de los grandes protagonistas del proyecto europeo".

Para Tajani, el galardón será un acicate para que la UE "siga trabajando en favor de la paz, el diálogo interreligioso, la integración, y la acción fuera de la UE para pacificar Oriente Medio, el Mediterráneo y los países que sufren las guerras", según dijo a un pequeño grupo de periodistas.

La UE, el proyecto de integración política y económica surgido tras la Segunda Guerra Mundial -del que aún forman parte veintiocho países, a la espera de la salida de Reino Unido- ha traído consigo el mayor periodo de paz y estabilidad política en el continente.

Un premio que llega en un año muy especial

Precisamente, la candidatura se sustentada en la celebración del sesenta aniversario de los Tratados de Roma, germen de la Comunidad Económica Europea y la Comunidad Europea de Energía Atómica, acuerdos que dieron origen a la actual Unión Europea. Fue auspiciada, entre otros, por el asturiano Diego Canga, jefe de gabinete de Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, y también obtuvo el apoyo de personalidades como el sindicalista Ignacio Fernández Toxo (Comisiones Obreras) o los banqueros Ana Patricia Botín (Santander) y Francisco González (BBVA). Un lobby del que también formaron parte los expresidentes del Parlamento Europeo Enrique Barón, José María Gil-Robles y Josep Borrell o antiguos comisarios como Pedro Solbes y Joaquín Almunia v Vivianne Reding junto con representantes políticos europeos como Gianni Pitella o el asturiano Jonás Fernández (Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas), Manfred Weber, Elmar Brok y Antonio López-Istúriz (del Partido Popular Europeo), Guy Verhofstadt (Liberales), Jo Leinen y Eugenio Nasarre (Movimiento Europeo) o Anthony Gardner, embajador de Estados Unidos ante la UE durante la Administración Obama.

Todos ellos remitieron una carta a la Fundación Princesa que quería poner el acento en el carácter apartidista y colectivo de la candidatura. Una misiva en la que aseguraban que “la Unión Europea encarna un proyecto de promoción de la democracia y de los Derechos Humanos, siendo la región del mundo que más y mejor protege las libertades individuales”, además de representar “la aplicación práctica” de los “valores fundamentales de la cultura ilustrada y universal: paz, libertad y justicia social”. Asimismo, defendían la concesión del galardón por coincidir con el sesenta aniversario de los Tratados de Roma y porque entienden que el premio renovará “la confianza de los ciudadanos en el proyecto de integración en un momento en el que las peores tendencias nacionalistas y xenófobas cobran fuerza, y a impulsar el trabajo de las instituciones europeas para alcanzar una unión cada vez más estrecha”. Está por verse si este nuevo reconocimiento lo consigue.

"No hay mayor ejemplo de concordia que la paz. Pero no una paz abstracta, retórica, ideal o futura, sino una paz concreta, material, cotidiana y diaria, que es el estado que caracteriza a la Europa comunitaria desde el 9 de mayo de 1950", dice la carta que el eurodiputado asturiano remitió a modo de propuesta inicial el 28 de marzo.

"Presenté la candidatura ante mi firme compromiso con el proyecto europeísta que lleva un tiempo entre incertidumbres", explicó a Efe el eurodiputado de la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara, quien apostó por hacer de la ceremonia de entrega en octubre, "el acto inaugural del relanzamiento de Europa".

El jurado decidió conceder el galardón a la UE, cuando se cumplen sesenta años de la firma del Tratado de Roma, por su colaboración en la implantación y difusión en el mundo de "valores como la libertad, los derechos humanos y la solidaridad".

Igualmente, valoró que la UE "ha logrado el más largo período de paz de la Europa moderna" y destacó que esos ideales "proyectan esperanza hacia el futuro, en tiempos de incertidumbre, proponiendo un ejemplo de progreso y de bienestar".

El galardón, al que optaban veintiocho candidaturas procedentes de dieciséis países, es el último en fallarse de la XXVII edición de los Premios Princesa de Asturias, que serán entregados en octubre próximo en el Teatro Campoamor de Oviedo en una ceremonia presidida por los reyes de España.

Fuentes europeas confirmaron a Efe que Juncker y Tajani acudirán a la ceremonia, a la que también se invitará al presidente del Consejo Europeo, aunque aún no está confirmada su presencia.

En anteriores ediciones el premio de la Concordia fue, entre otros, para los héroes de Fukushima, Manos Unidas, Unicef, Aldeas Infantiles, la ciudad de Berlín, UNICEF, Hussein de Jordania o Stephen Hawking.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate