«A nadie se le ocurre en la Unión Europea saltarse las normas aprobadas por todos»

Antonio Tajani, sobre el escenario del Campoamor. / AFP
Antonio Tajani - Presidente del Parlamento Europeo

«El futuro de la UE pasa por no levantar fronteras. Demasiadas veces se nos ofreció el paraíso cambiando fronteras y nos llevó a los infiernos»

SARA GARCÍA ANTÓN OVIEDO.

Un discurso plagado de referencias al diálogo y a la necesidad de realizar el camino unidos y una defensa del Estado de Derecho guiaron las palabras del presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, en su discurso, leído en español y con claras alusiones a la situación en Cataluña.

Defendió que la concordia es «tender la mano al entendimiento, darse cuenta de que defender nuestra unidad dentro de la diversidad nos hace más fuertes». Un objetivo que, añadió, es el «camino europeo». Ese que, remarcó, España se decidió a emprender allá por 1978, con la Constitución y su solicitud de adhesión a la Unión Europea. Y, dirigiéndose al rey Felipe, destacó el «trabajo» realizado por don Juan Carlos. La UE, desde el punto de vista de Tajani, ha tenido «éxito» porque es fruto de una «comunidad de Derecho».

EN CONTEXTO

«Ahora los europeos no discutimos con armas: lo hacemos en torno a una mesa en la que negociamos según unas reglas. La Unión Europea no tiene una policía que tenga que ejecutar las decisiones judiciales, no es necesario. Cuando el Tribunal de Justicia dicta una sentencia, se aplica y punto», reivindicó. «A nadie se le ocurre en la UE saltarse las normas aprobadas por todos», sentenció. Pero no solo es Derecho la UE. También es «libertad, democracia, igualdad y defensa de los derechos humanos». Y, asimismo, «solidaridad». «También hay contribuyentes netos en Europa, pero la prosperidad de todos beneficia igualmente a los que más aportan», incidió.

En el sexagésimo aniversario del Tratado de Roma, Tajani mira hacia un futuro que pasa «por no levantar fronteras entre los europeos». «Demasiadas veces se nos ha ofrecido el paraíso cambiando fronteras y eso nos ha llevado a los infiernos», recordó. Situar al ciudadano en el centro de la acción política y defender los valores europeos completan esa receta de un presidente del Parlamento que reconoció que «hemos salido de una de los peores crisis a las que nos hemos enfrentado». Aunque auguró que podrían llegar más situaciones complicadas: «Hay algunos en Europa, populistas y nacionalistas, que gastan esfuerzos y recursos en separarnos. Mejor harían en trabajar por la concordia». «Cuando algunos siembran la discordia ignorando las leyes hay que recordar la importancia del respeto al Estado de Derecho». Ya en un plano más personal, destacó su afecto por Asturias, «que también es mi patria querida». Y recordó su intervención para salvar Tenneco, motivo por el que tiene una calle en Gijón. «Fue una labor de equipo» dijo Tajani, que terminó su discurso con ¡vivas! a la democracia, Europa, España y el rey.

Fotos

Vídeos