El Comercio

Premios Princesa

Gómez Noya: «Hay gente a la que le compensa una sanción de dos años por dopaje»

fotogalería

Gómez Noya, hoy, en Gijón. / Fotos: Jorge Peteiro

  • El Premio Princesa de Asturias de los Deportes 2016 ha mantenido una reunión con los 29 clubes deportivos inscritos en la Federación de Triatlón del Principado, celebrada en el Club Natación Santa Olaya

El quíntuple campeón mundial de triatlón Javier Pérez Noya, ganador del Premio Princesa de Asturias de los Deportes 2016, ha afirmado este miércoles en Gijón que es "poca" toda lucha contra el dopaje, y ha defendido que los castigos sean "mucho más duros", porque entiende que "hay gente a la que le compensa una sanción de dos años".

Estas han sido algunas de las reflexiones realizadas en la reunión mantenida con los 29 clubes deportivos inscritos en la Federación de Triatlón del Principado, celebrada en el Club Natación Santa Olaya, dos días antes de recibir el galardón que le entregará don Felipe el próximo viernes en la ceremonia que tendrá lugar en el teatro Campoamor de Oviedo.

El coloquio, moderado por el periodista Antonio Virgili, ha contado como participante especial con el triatleta Fernando Barroso, el primer rival que se impuso a Gómez Noya con 15 años en una competición celebrada en Castropol, ambos compañeros después en la selección juvenil. Barroso recuerda a Gomez Noya como un adversario que desde joven "ya era muy centrado, sabía leer muy bien las carreras, y también adaptarse a los cambios que introducía la competición".

El subcampeón olímpico en Londres 2012 y cinco veces campeón del mundo ha mostrado su conformidad con la exigencia que obliga a los deportistas a estar localizable en caso de ser requerido para someterse a un control antidopaje, y afirma que la mayoría de los deportistas son "críticos" con el dopaje, de manera que "toda lucha contra él es poca".

En cuanto a los cuidados que debe de tener un competidor, ha sostenido que un deportista profesional "no debe de olvidar nunca que lo es", y ha afirmado que los tres pilares del rendimiento de un deportista son el entrenamiento, la alimentación y el descanso. Buscar la manera de mejorar el rendimiento es "clave", ha dicho Gómez Noya, que ha reconocido que le gusta ser "crítico" consigo mismo.

"Sé que a mi edad ya no voy a dar un gran salto, pero también se tiene experiencia", ha valorado el deportista gallego, que ha destacado que en los últimos 20 años el triatlón "ha crecido mucho", y también ha puntualizado que "no está reñido" ser un deportista de elite y continuar con los estudios.

Gómez Noya ha admitido que ha sido "un poco" uno de los primeros triatletas sin fisuras, al combinar con equilibrio la práctica de la natación, la bici y la carrera a pie, las tres especialidades que componen el triatlón. "De pequeño no pensaba ser campeón del mundo", ha revelado el deportista que ha apostado por ir marcándose objetivos a corto plazo, primero en el ámbito local, después en el regional, más tarde en el nacional y finalmente en el internacional. Asimismo, ha recomendado a los practicantes que no les pueda la euforia en el momento de éxito ni el desánimo, porque "vas a tener momentos malos".

Respecto a los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en los que logró la medalla de plata ha recordado que hizo una carrera "buenísima" porque en la competición estuvo como tenía que hacerlo, sin cometer errores ante un rival -Alistair Brownlee- que le ganó, sin que pudiera hacer nada por evitarlo.

Quedarse apeado de los JJOO de Río, por romperse un brazo en un entrenamiento apenas un mes antes, "fue un palo muy duro", que afrontó como "un contratiempo más para superar", del que ha apuntado que la parte más positiva es que le ha permitido darle "un descanso al cuerpo". Ha reivindicado la importancia de la familia en la vida del triatleta, por ser "clave" sobre todo a edades tempranas, ya que "evidentemente cuando eres profesional te vales por ti mismo".

Por último, ha destacado que Asturias cuenta con un "entorno ideal" para la práctica del triatlón, y ha precisado que "lugares como este hay pocos en España", si bien ha concluido: "A mí me encanta también Galicia".