El Comercio
Premios Princesa

«La red LIGO abre una nueva comprensión del universo»

Jurado del Premio Princesa de Asturias de Investigación.
Jurado del Premio Princesa de Asturias de Investigación. / EFE
  • El astrofísico Álvaro Giménez Cañete celebra el nuevo Premio Princesa de Asturias de Investigación, «hito histórico en el campo de la física»

El astrofísico Álvaro Giménez Cañete ha considerado hoy muy merecido el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica otorgado a la Colaboración Científica LIGO y a tres de los físicos que la impulsaron porque "abre una nueva ventana para comprender el universo" a través de las variaciones espacio-tiempo. Giménez Cañete ha formado parte del jurado que ha fallado hoy en Oviedo este galardón con el que se reconoce el éxito alcanzado hace un año con el experimento de ondas gravitacionales que consiguió ratificar la teoría de la relatividad que hace un siglo formuló Albert Einsten.

"Es un premio muy merecido a un hallazgo científico perseguido durante mucho tiempo y que ha tenido éxito muy recientemente", ha señalado tras el fallo este investigador, que forma parte de la Academia Internacional de Astronáutica.

En su opinión, hay que reconocer los pasos "que aseguran cómo comprender el universo que nos rodea" como en este caso, que abre una "ventana nueva para comprender el universo, que por primera vez no pasa por medir la luz que recibimos de los objetos sino por las variaciones del espacio-tiempo que antes no sabíamos que se podían medir".

Las consecuencias de este experimento, en el que hay grupos de investigadores españoles "muy metidos", según Giménez Cañete, son aún desconocidas y casi ni se pueden predecir.

El rector de la Universidad de Oviedo Santiago García Granda, también miembro del jurado, ha coincidido en que este premio es "una apuesta arriesgada" porque este experimento aún precisa de ser contrastado con las instalaciones que se están construyendo ahora en Europa y porque no se sabe qué se va a mirar con ellas.

La ex ministra de Ciencia y Tecnología Cristina Garmendia ha calificado esta investigación de "hito histórico en el campo de la física" con el que se abren nuevas oportunidades para reinterpretar el conocimiento que hay sobre el universo, del que actualmente sólo se conoce en torno al cinco por ciento.

"Esta nueva tecnología permite poder explorar los fenómenos que se dan en el universo y puede ser trascendente para el mundo entero y nuestra historia", ha subrayado.

El presidente del jurado, el físico Pedro Miguel Echenique, ha destacado la importancia que supone poder observar regiones del espacio-tiempo del universo inicial que otras ondas no permitían y que se haya podido ratificar la teoría de la relatividad, "uno de los grandes desafíos de la historia de la física".

"Es un instrumento mágico en el que llevan años trabajando y que arroja una precisión espectacular", ha subrayado.

La Colaboración Científica LIGO y tres de los físicos que la impulsaron Rainer Weiss, Kip S. Thorne y Barry C. Barish, han sido distinguidos con el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica por sus aportaciones en la detección de directa de ondas gravitacionales, en las que se basa la nueva astronomía.

El Laboratorio de Ondas Gravitacionales con Interferómetro Láser (LIGO son sus siglas en inglés) cuenta con la colaboración de un millar de científicos de docenas de instituciones y universidades de veinte países que trabajan en la detección de ondas gravitacionales que puedan ser empleadas en la exploración de las leyes fundamentales de la gravedad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate