Sorpresa a los Reyes de Menchu, la abuela de Doña Letizia

Don Felipe, sorprendido al ver entre el público a Menchu Álvarez del Valle y ésta, abrazando a la Reina / E. C.

Esperaba entre el público la llegada de su nieta y don Felipe al Pueblo Ejemplar de Poreñu

JESSICA M. PUGA POREÑU.

Poreñu deparaba una sorpresa a los Reyes. O, al menos, a don Felipe, que saludaba aquí y allá a los vecinos de la localidad maliaya durante los actos previstos con motivo de la entrega del Pueblo al Ejemplar de Asturias cuando, entre la multitud, divisó una cara conocida: la de Menchu Álvarez del Valle.

La abuela paterna de doña Letizia esperaba entre el público la llegada de los Reyes al lado de su vecina de Ribadesella Suni del Soto, quien se le acercó para presentarle a su madre, Clara Naredo Corrales, la vecina más longeva de Poreñu a sus 90 años. Con las presentaciones hechas, como si estuviera programado, llegaron los Reyes, que primero saludaron a las autoridades. Justo donde empezaba la visita estaba Menchu, que se rió cuando vio la cara de sorpresa del Rey al verla. Ambos se fundieron después en un cálido abrazo que acto seguido emuló doña Letizia. Abuela y nieta conversaron durante un minuto ante la atenta mirada del resto de vecinos, entusiasmados con el reencuentro familiar. «Luego te veo», dijo la Reina finalmente.

Noticias relacionadas

Dicho y hecho. Porque volvieron a coincidir en la comida posterior a la entrega del Premio, donde Menchu Álvarez del Valle causó mucha expectación. Juntas disfrutaron del catering, servido por Capilé y que incluía embutidos, tortilla de patata, pastel de calabacín ecológico, quesos de la Comarca de la Sidra (Ovín ecológico y Los Caserinos), bollinos preñaos, empanada de ternera asturiana con arbeyinos, vasito de crema de tomates asturianos ecológicos, tosta de ventresca de bonito del norte con pimientos asturianos, fabada, pitu caleya con patatines, arroz con leche y tartaleta de manzana rellena de crema. Todo ello, regado con vinos de Cangas y sidra Prado y Pedregal, Premios de la Denominación de Origen Protegida de este 2017, que don Felipe degustó con gusto. Acompañándoles estaban el ahijado asturiano del Rey, Felipe López Sánchez, y su familia. Los Reyes abandonaron Poreñu cuando pasaban diez minutos de las tres de la tarde. En la carpa no faltaron los 'selfis' ni gestos que dejaron el mejor sabor de boca. Al final del pincheo, don Felipe y doña Letizia quisieron posar con los encargados de servir el banquete, inmortalizando el momento para la historia.

Fotos

Vídeos