Siete mujeres y 35 hombres en un palmarés de 38 ediciones

Carmen Martín Gaite (1988). /  E. C.
Carmen Martín Gaite (1988). / E. C.

P. MERAYO GIJÓN.

La entrada de Fred Vargas en el palmarés de los Premios Princesa de Asturias es noticia no doble, sino triple. Primera francesa en las letras, primera mujer en diez años y una escritora de armas tomar en la literatura del mundo. Además es la séptima escritora en el ya largo catálogo de autores galardonados. Exactamente 35 en 38 ediciones contando la actual. No hay error en las cifras, es que dos de las siete premiadas, la marroquí Fatema Mernissi y la estadounidense Susan Sontag, directora de cine, ensayista, filósofa y profesora, además de narradora, que se llevaron el galardón en 2003, compartieron título. Lo que significa, por un lado, que solo seis veces, el Princesa, antes Príncipe, llevó nombre de mujer. Y por otro que en las 32 ocasiones restantes hubo otros premios ex aequo.

Uno de ellos, precisamente, el de otra escritora Carmen Martín Gaite, que tomaba la escultura de Joan Miró en el Campoamor en el otoño de 1988, pero no en soledad. Con ella, el fallecido poeta José Ángel Valente daba igualmente nombre a aquel Príncipe de las Letras que por esa época tenía circunscrita su ambición únicamente a las letras iberoamaricanas y españolas.

Tras la autora de 'Entre visillos', una de las novelista más importantes de las letras hispánicas del siglo XX, pasaron 13 años hasta que otra mujer subió al prestigioso podio. Fue Doris Lessing, la escritora inglesa, que asumía el título en 2001 con títulos inolvidables como 'El cuaderno dorado', icono de reivindicaciones feministas. Después llegarían las mencionadas Sontag y Mernissi, en 2003.

Dos años después, para sorpresa de todos, en 2005, otra gran escritora sube al palmarés. Fue la brasileña Nélida Piñón, quien obtuvo el premio de las Letras por un apabullante legado literario en el que destacan obras como 'Fundador o Corazón andariego».

Cerraba hasta ayer mismo la lista, la breve pero portentosa lista, la canadiense Margaret Atwood, galardonada, como queda dicho' en 2008, justo hace 10 años, no solo como novelista. También como poeta y renombrada y premiada crítica literaria. Firmante de obras como 'El cuento de la criada', hoy convertida en televisión con la serie del mismo título y en éxito aplaudido por su contenido feminista y crítica social.

La lista es corta, pero hay promesa de cambio. Y nada tiene que ver con cuota, sino con justicia poética, literaria y social.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos