Domingo, 5 de noviembre de 2006
Registro Hemeroteca

en

SOCIEDAD Y CULTURA

CARTA DEL CORRESPONSAL ROMA
Italia siniestra
Tras su imagen solar, el país convive con fenómenos inquietantes que ya pasan por normales y que sólo llaman la atención si se convierten en grandes escándalos
Italia siniestra
PROTAGONISTA Berlusconi, rodeado de una nube de guardaespaldas, saluda desde su coche a los ciudadanos. / REUTERS
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

La noche de Halloween, un atracador vestido de esqueleto y con la máscara de una calavera mató a tiros al dueño de un bar de Bari. Es una imagen siniestra que resume bien algunas cosas que pasan en Italia, sobre todo de Roma para abajo. Porque detrás de su aspecto luminoso y solar es un país que, en el fondo, puede dar miedo. Cuando saltan a la información internacional fenómenos como el de Nápoles esta semana, o escándalos como el del espionaje, o el del Calcio, no salen de la nada. Emergen periódicamente de una normalidad inquietante y descorazonadora, una convivencia profundamente anómala que se rastrea a diario en un goteo de noticias que en cualquier otro lugar causarían escándalo, pero que aquí son como notas de color sin demasiadas consecuencias. Eso es lo peor, que nunca pasa nada. Un fondo constante de corrupción, explotación del Estado, delincuencia y violencia. Y vamos a los ejemplos. Todos son noticias del último mes.

El ayuntamiento de Palermo tiene en nómina 50 individuos cuya única misión en esta vida es contar las alcantarillas de la ciudad. No se conocen casos de alcantarillas con patas y lo más probable es que esta cívica tarea se pueda resolver, sin echarle ganas, en una semana. Pero no, estos empleados cobran 800 euros al mes. Cada mes. Es posible que eludan sus obligaciones, dirá algún mal pensado, pero es que para eso hay otros 20 tíos más en plantilla cuya única misión en esta vida es ¿vigilar a los que cuentan alcantarillas! Además 400 personas han sido contratadas de forma indefinida y sin concurso en empresas municipales. No hay una sola que no sea hijo, cuñado, primo o pariente de algún político. El gobierno regional de Sicilia, paraíso de los enchufes y la mayor agencia de colocación de la isla, paga 100.000 sueldos cada mes, según ha denunciado el diario 'La Repúbblica'. Hay un tipo, Felice Crosta, director de la Agencia para el Agua, que cobra 1.500 euros al día, más de 550.000 euros al año. En Taranto, una de las capitales de Puglia, había 57 empleados para limpiar cuatro baños públicos.

En lo alto de la cúspide oficial aparece inevitablemente Silvio Berlusconi. Según se acaba de saber, 'il Cavaliere' se sacó un decreto de la manga después de las elecciones de abril, sabiendo ya que dejaba su puesto, en el que concedía a los ex-primer ministro (o sea, a él) el derecho de heredar la escolta y la flota de coches oficiales. Así que se ha llevado 16 automóviles de lujo y 31 guardaespaldas. Menos mal que es millonario. Aún así no se notará mucho porque hay 115 coches oficiales en el palacio de presidencia. Por otro lado se dice que una de las razones, y no la menor de ellas, para que no caiga el inestable Gobierno de Romano Prodi es que los nuevos diputados deben aguantar al menos dos años para tener derecho a la pensión.

Luego entra en juego el capítulo de argucias y estafas varias. En los tribunales de Nápoles, 39 de los 69 funcionarios cuya única labor es transportar las actas de los procesos han conseguido certificados de invalidez, y claro, ya no cargan con papelotes. Es ya famoso el caso de Arzano, cerca de Nápoles, en la que los 20 miembros de una familia eran inválidos ficticios al 100% y cobraban los subsidios correspondientes, gracias a la complicidad de funcionarios corruptos y falsificando documentos. En Roma también es muy conocido el Ferrari amarillo que aparca al lado de la plaza de España gracias al certificado de invalidez que coloca en el parabrisas. Pero para falsificación, la de un pueblo de Siracusa, donde han descubierto que la escuela privada 'Montessori' simplemente no existía: habían falsificado todo, desde los alumnos y sus profesores a las notas, para llevarse las subvenciones oficiales.

Robo masivo de cobre

Sin embargo lo de las alcantarillas de Palermo, en realidad, algún sentido tiene: cada vez se roban más en toda Italia para vender el hierro, a 30 euros cada una. Pero lo del cobre es peor y ya está pasando en otros países europeos. Se roban en masa cables ferroviarios, del metro y de alta tensión, bobinas en obras y piezas en las tumbas de los cementerios, debido al espectacular aumento del precio de este metal (triplicado en tres años) por el 'boom' económico de China e India. Sólo en la red ferroviaria este año han desaparecido 600 toneladas de cobre. En una línea del metro de Milán se circula a vista porque los robos han hecho saltar el control automático del tráfico. En el aeropuerto de Fiumicino, en Roma, el otro día se fue la luz en parte de la terminal a causa de uno de estos robos.

Y llegamos a la Mafia, claro, el extremo de este magma de ilegalidad. El crimen organizado abre de repente abismos de amoralidad y crueldad que superan lo imaginable. En los campos de tomate y fruta del sur, donde muchas veces se da empleo a inmigrantes en condiciones inhumanas, han desaparecido 119 ciudadanos polacos. Sí, volatilizados.

La Policía de Polonia ha colocado en internet las fotos e identidades de estos «119 desaparecidos en Italia», jóvenes y no tan jóvenes que entre 2000 y 2006 viajaron a los cultivos del sur de la península, sobre todo a Puglia, en busca de un trabajo y con la promesa de un sueldo. Cuando llegan, sin conocer la lengua, son recluidos y esclavizados. El que protesta o intenta escapar a veces desaparece. La Policía italiana investiga ahora bajo esta luz 15 asesinatos recientes: 14 polacos y un lituano hallados estrangulados, ahogados o quemados en medio de los cultivos.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo


© EL COMERCIO DIGITAL Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.