Jueves, 15 de marzo de 2007
Registro Hemeroteca

en

ASTURIAS

Asturias
Una metrópoli en siete trazos
El tren-tran del Nalón y la reordenación del eje Oviedo-Siero-Llanera son sólo dos pasos en las estrategias regionales para «poner en valor los espacios libres del área central»
Una metrópoli en siete trazos
LLANERA. Coches atrapados en un atasco cerca de Oviedo. El Principado prentede primar el uso del transporte colectivo. / E. C.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

Cocinar un plato con la materia prima del área central de Asturias es un desafío. Hay muchos ingredientes sobre la mesa -autopistas, ciudades, pueblos, polígonos industriales, equipamientos comerciales, áreas degradadas y espacios rurales bien conservados- pero nadie hasta ahora ha conseguido ligarlos en la misma salsa. El Gobierno regional ha decidido hacer un intento. Los proyectos del tren-tran del Nalón y el nuevo eje territorial en forma de 'L' entre la capital, Siero y Llanera, presentados en las últimas semanas, son los primeros pasos de un plan con siete estrategias que el presidente Vicente Álvarez Areces enumeró en julio de 2003, en el discurso de investidura de su segundo mandato, y empiezan a tomar cuerpo. Así es la receta.

ESPACIOS LIBRES

El terreno como patrimonio

Con 800.000 habitantes apiñados en 1.500 kilómetros cuadrados, el área central de Asturias presenta una apariencia densa pero desigual. Junto a las grandes ciudades quedan aún espacios rurales que Areces apuesta por «poner en valor» por sus aspectos naturales y culturales, convencido de que «el territorio es uno de los grandes patrimonios». El mandatario regional, que considera el desarrollo del plan urbano de Gijón desde 1986 como uno de los éxitos de su etapa como alcalde de la ciudad, ve paralelismos entre aquella trama deslavazada, sin unión entre el centro y los barrios, y el estado actual de Oviedo y sus alrededores, donde conviven autopistas, urbanizaciones, polígonos industriales y grandes superficies que nunca se diseñaron en conjunto. Soldar ese territorio e integrarlo con Gijón, Avilés y las cuencas es una prioridad del plan.

DESARROLLO URBANO

Planes singulares para las ciudades

En la jerga técnica del plan, Oviedo, Gijón y Avilés ya no son las ciudades que solían, sino «centralidades urbanas de primer nivel». En la concepción de la Consejería de Infraestructuras, necesitan una mejora de los accesos, una categoría a la que pertenecen actuaciones como la reciente apertura del nudo de Ceares en Gijón o la losa de Santullano, en Oviedo, eterno motivo de polémica entre el Principado y el Ayuntamiento. Areces también aboga por una política de vivienda que dé relevancia a la promoción pública y por los proyectos singulares para dar carácter a cada ciudad: el complejo de la Laboral en Gijón, el centro Niemeyer en Avilés y el Hospital Central y la red de museos en Oviedo.

EJE INTERPORTUARIO

Una franja industrial de Gijón a Avilés

Es, entre otras cosas, la respuesta a quienes señalan que las estrategias privilegian a Oviedo. Al amparo de esta idea, el Principado ha acometido el plan de accesos a El Musel y al puerto de Avilés y promueve el desarrollo de la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA), para la que aún está adquiriendo terrenos en la zona rural de Gijón. Según la definición de Areces, el eje debe permitir ganar espacios e infraestructuras con buena calidad ambiental para situar una zona industrial y de servicios a empresas «moderna y avanzada».

CUENCAS MINERAS

El tren-tran articulará los valles

La estrategia para el valle del Nalón ya está lista y presentada. El Principado pretende dar continuidad a los concejos y a los espacios siguiendo el río Nalón y la línea de Feve, que será soterrada en Langreo para ganar espacios sobre los que desarrollar un urbanismo moderno, inspirado en modelos europeos aplicados en zonas en declive. La finalidad es poner coto a la degradación de una zona en la que la convivencia entre la industria y las viviendas siempre ha sido estrecha. El tren se convertirá en un tren-tran que vertebrará la comarca y la comunicará cada 20 minutos con Oviedo y el resto del área central. El modelo para el Caudal aún está en la fase de diseño, pero las líneas generales avanzadas por Areces otorgan al macizo de la Montaña Central el papel de eje que en la otra cuenca tiene el río. Tendrá su propio tren-tran, un gran anillo ciclista y varios proyectos singulares aún por desvelar.

BAJO NALÓN

Un parque fluvial para cinco concejos

El plan nace para ordenar el territorio en la desembocadura del río y afecta a los concejos de Grado, Candamo, Pravia, Muros del Nalón y Soto del Barco. El Principado lo detallará en breve. De lo que ha dejado vislumbrar hasta ahora, destaca una comparación con el Plan de Ordenación del Litoral (POLA). El objetivo es crear un parque metropolitano del Nalón, que de nuevo se aprovecharía como espina dorsal de un territorio en el que tendrán cabida instalaciones ya existentes del patrimonio arquitectónico, minero e industrial. La Consejería planea abrir un ferrocarril de uso turístico y una red de itinerarios peatonales y ciclistas, miradores y áreas recreativas, y espera que todos esos reclamos fomenten la instalación de hoteles y el interés de negocios relacionados con el turismo.

EL NÚCLEO DURO

La unión de Oviedo, Siero y Llanera

El centro del centro nunca ha respondido a una planificación común. El Principado planea hacer uso de sus competencias para lograr una planeamiento supramunicipal que «cosa» el territorio. El plan recién presentado tiene cuatro ejes: la mejora de la red de carreteras y la construcción de dos bulevares a los dos costados de la autopista 'Y'; la puesta en marcha de un sistema metropolitano de tren-tran para unir los equipamientos públicos, las zonas residenciales, los núcleos industriales y las área de ocio y comercio; la reserva de suelo residencial para la promoción de vivienda pública; y el aprovechamiento de las zonas verdes cercanas al río Nora, en la que se habilitará una red de cuatro grandes parques.

MOVILIDAD

Transporte cómodo y no contaminante

Cuatrocientos mil asturianos residentes en el área central acuden todos los días a trabajar o a estudiar a concejos distintos de aquel en el que viven. El plan muestra preocupación por acabar con los embotellamientos continuos ante los hipermercados y las zonas industriales. El primer paso de su aplicación es la puesta en marcha del Consorcio de Transportes de Asturias, pero el verdadero símbolo de la 'nueva centralidad' será el tren-tran, un híbrido que circulará a baja velocidad en los centros urbanos y funcionará como un tren de cercanías en los espacios interurbanos. El Principado defiende el ferrocarril como un medio de transporte cómodo, rápido y limpio, pero apuesta también por la intermodalidad, las conexiones sencillas con la red de autobuses y con el tren convencional de Renfe. Salvo cambios de última hora, Feve encabezará el proyecto.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo


Canales RSS