Jueves, 3 de mayo de 2007
Registro Hemeroteca

en

GIJÓN

GIJÓN
Pescadores deportivos piden una pasarela en El Musel para tener seguridad en la bajamar
Alegan que deben utilizar una escollera resbaladiza y acercarse demasiado al mar Una concentración con humor plantea la reivindicación ante la Autoridad Portuaria
Pescadores deportivos piden una pasarela en El Musel para tener seguridad en la bajamar
MUELLE. Cañas de espalda al mar para la protesta con una pesca muy simbólica. / JOAQUÍN BILBAO
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

Entre bromas y veras, la asociación de pescadores deportivos La Boya organizó ayer una concentración ante el edificio de la Autoridad Portuaria de Gijón, en el Muelle, para reivindicar medidas que les permitan ejercitar su afición con seguridad en la zona que tienen habilitada en El Musel.

Cañas y sedal remojando un pez de plástico en el agua de un caldero sirvieron para presentar, en clave humorística y sin molestar o perjudicar a nadie, una reivindicación que Luciano Montes, vicepresidente de La Boya, considera muy seria y firme.

En esta ocasión no se trata de conseguir más espacio para la pesca deportiva en El Musel. La Boya intentó en su momento, según dijo Montes a EL COMERCIO, ampliar la zona de acceso para los pescadores durante los fines de semana y siempre que no se perjudicase la actividad comercial, es decir, en los muelles sin barco. No fue posible y aceptaron la negativa, pero en esta ocasión una treintena de pescadores decidieron expresar en la calle su queja, porque el problema afecta a su seguridad.

Bajar a las piedras

En los muelles del Rendiello, la Autoridad Portuaria habilitó un pasillo de unos 140 metros de longitud, paralelo al muelle, para practicar la pesca. En pleamar, todo va bien, pero cuando la marea baja queda al descubierto la escollera y sólo queda abandonar la actividad o bajar a las piedras, peligrosas por resbaladizas. La Boya pide que se construyan unas pasarelas perpendiculares al muelle, de forma que sea posible acercarse a la mar sin correr riesgos.

El diálogo no sirvió, al parecer, para llegar a un acuerdo. «Desde 2005 -asegura Montes- sólo conseguimos una farola y dos contenedores para basura. Todo lo demás que planteamos nos fue negado, pero esta vez no nos vamos a rendir, porque la seguridad está en tela de juicio. No vamos a esperar a que ocurra una desgracia para hacer algo».

La protesta continuará hoy y mañana, en horario previsto de 11 de la mañana a 20.30 horas, Ayer, de 19 a 20.30, participaron una treintena de personas y se contaron 18 calderos.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo


Canales RSS