Martes, 8 de mayo de 2007
Registro Hemeroteca

en

ASTURIAS

Asturias
La nueva autovía de Oviedo a Gijón tendrá siete salidas a las carreteras de la red secundaria
Infraestructuras prevé que el mayor número de enlaces con poblaciones y áreas industriales facilitará el trasvase de tráfico desde la 'Y' La consejería define la AS-II como el «segundo peldaño» entre las grandes vías y el orden local
La nueva autovía de Oviedo a Gijón tendrá siete salidas a las carreteras de la red secundaria
VIADUCTO DE PINZALES. El puente que salva el río del mismo nombre, en el concejo de Gijón, es una de las estructuras singulares construidas para dar forma a la AS-II. / LUIS SEVILLA
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

La nueva autovía entre Oviedo y Gijón, que entrará en servicio el domingo, ofrecerá a los conductores alternativas de las que la autopista 'Y' carece. La AS-II tendrá siete salidas intermedias entre las dos ciudades, y mejor escalonadas que las dos que ofrece ahora la veterana A-66. El director general de Carreteras, José María Pertierra, explicó ayer que la «obra estrella» de la legislatura tendrá capacidad para absorber no sólo parte del tráfico que ahora circula por la 'Y', sino también para dar respuesta a los crecimientos urbanísticos en su entorno.

El desdoblamiento de la AS-18, que pasará a llamarse AS-II, dará como resultado una autovía con siete salidas entre Oviedo y Porceyo, en las afueras de Gijón. Esos enlaces darán servicio al barrio de La Corredoria, al Norte de la capital; a la AS-17 (Avilés-Puerto de Tarna) y los polígonos de Asipo, Silvota y el Parque Tecnológico, en Llanera; a Lugo de Llanera; Pruvia; Venta del Jamón, Venta de Veranes; y Casares y Pinzales, ya cerca de Gijón, desde donde partirá una vía de acceso a la futura Zona de Actividades Logísticas e Industriales (ZALIA) de San Andrés de los Tacones.

Para el Principado, la posibilidad de acceder a vías secundarias transversales a la autovía en todos esos puntos marca una diferencia sustancial. La 'Y' no tiene ninguna salida desde Lugones hasta Gijón, aunque sí existen el semienlace de Montico y el enlace de Tabaza en el ramal que va hacia Avilés. «Será fundamental para descongestionar la autopista porque permitirá acceder directamente a vías secundarias sin necesidad de hacerse la 'Y' hasta el final y luego retroceder», sostiene Pertierra.

La A-66 sólo ofrece la opción de salir hacia Parque Principado y la autovía de Villaviciosa y, en el siguiente enlace, hacia Lugones y La Fresneda entre Oviedo y Gijón. En el sentido contrario, existen esas dos posibilidades y la opción de entrar en la capital por el barrio de Teatinos en vez de llegar hasta el acceso al centro por General Elorza.

Malla de comunicaciones

La segunda vía de alta capacidad de la red autonómica, que se sumará a la autovía minera, simboliza para la Consejería de Infraestructuras la creación de una malla intermedia entre las grandes infraestructuras y las vías locales para impedir lo que el presidente regional y titular del departamento suelen definir como el paso de «autovías a caleyas». «La AS-II será un segundo nivel, y un ejemplo en la coordinación de políticas entre las administraciones», señala Pertierra. Las previsiones de aforo indican que desviará entre el 20% y el 30% del tráfico que soporta la 'Y', cifrado en casi 80.000 vehículos al día.

Según los cálculos técnicos, unos 20.000 de esos vehículos pasarán a usar la nueva alternativa, que tendrá mayor demanda en su extremo de Oviedo que en el de Gijón. En la entrada a la capital, la intensidad de la circulación llegará a 28.000 usuarios al día y la cifra aumentará en cuanto se inaugure el Hospital Universitario Central de Asturias, al que dará acceso. En cualquier caso, el director de Carreteras señala que la nueva autovía no significa una renuncia a la construcción del tercer carril de la 'Y', que corresponde al Ministerio de Fomento. El Principado seguirá reclamándolo.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo


Canales RSS