Miércoles, 23 de mayo de 2007
Registro Hemeroteca

en

INTERNACIONAL

Internacional
Al menos 6 muertos y 60 heridos en un atentado terrorista en el centro de Ankara
El explosivo utilizado contra un centro comercial es el que habitualmente emplean los activistas kurdos Ha sido uno de los peores ataques de los últimos años
Al menos 6 muertos y 60 heridos en un atentado terrorista en el centro de Ankara
GOLPE DESESTABILIZADOR. Aspecto general de la zona después de que una bomba explosionara en las inmediaciones de un centro comercial en Ankara. / AP
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

Al menos seis personas murieron y más de sesenta resultaron heridas como consecuencia de un atentado con bomba registrado ayer en un centro comercial de Ankara. El atentado se produjo sobre las 18.50 horas -una hora menos en España- y, según informaron fuentes de la Policía a la televisión local NTV, el explosivo utilizado es del tipo A-4, una clase empleada habitualmente por los activistas kurdos del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán). Ningún grupo ha reivindicado hasta el momento el atentado.

Numerosas ambulancias se desplazaron al lugar de los hechos, el centro comercial Anafartalar, en la plaza de Ulus de la capital turca, donde la Policía puso en marcha un dispositivo de seguridad para impedir el acceso a la zona. Kemal Onal, el gobernador de Ankara, precisó que la explosión se produjo en la entrada principal del centro comercial, un edificio de siete pisos con un centenar de negocios y una estación de autobuses.

La televisión NTV informó de que, según varios testigos presenciales, los especialistas de la Dirección de Seguridad investigaban tres posibilidades: que la bomba fuera dejada como un paquete en la estación de autobuses, que estuviera depositada en la misma entrada del centro comercial o que un suicida la hiciera explotar.

El primer ministro turco, Tayyip Erdogan, que visitó inmediatamente el lugar del atentado, informó de que cuatro de los muertos son de nacionalidad turca y el quinto paquistaní Se desconoce la nacionalidad del sexto. El jefe del Gobierno no dudó en calificar el hecho de «atentado terrorista».

En un primer momento se pensó que la explosión se debió a un accidente, pero pronto el alcalde de Ankara, Melih Gokcek, confirmó que se trataba de un atentado con bomba. La onda expansiva del explosivo destruyó gran parte del centro comercial y los cristales de decenas de negocios a la redonda. En poco tiempo, la Policía acordonó el área y los equipos de socorro comenzaron sus tareas de evacuación de decenas de personas heridas y mutiladas, que cubrían la entrada del centro comercial, uno de los más antiguos de la capital turca.

Una fuente policial, que pidió el anonimato, informó a la agencia Reuters de que los explosivos A-4 presuntamente utilizados en el atentado son similares a los que usa el ilegal PKK, que desde hace más de dos décadas lleva a cabo una lucha armada -que incluye la lucha armada- contra el Estado turco en demanda de derechos para la minoría kurda. Poco después de la explosión, la Policía detuvo a siete personas presuntamente implicadas en el ataque, según informó la televisión turca NTV.

De los peores

El atentado de ayer, uno de los peores registrados en los últimos años en Turquía, se produce en medio de una gran tensión política en el país. El primer ministro Erdogan, líder del partido islamista AK, ha convocado elecciones generales adelantadas para tratar de resolver el reciente conflicto entre su formación y la elite secular del país -respaldada de modo particular por el Ejército- con motivo del fallido intento de elección de un nuevo presidente de la República.

La estructura laica de Turquía, formada por los militares, los jueces y los partidos de oposición seculares, lograron desbaratar los planes del Gobierno islamista para que el Parlamento eligiera como nuevo jefe del Estado al actual ministro de Exteriores, Abdullah Gul, miembro prominente del islamista AKP.

El PKK, sobre el que recaen las principales sospechas del atentado de ayer en Ankara, lucha desde 1984 por la creación de un área autónoma kurda dentro de Turquía a través de enfrentamientos directos con el Ejército en el oriente del país -donde la población es mayoritariamente de etnia kurda-, bombas y secuestros. El régimen turco afirma que la guerra contra el PKK ha producido más de 30.000 muertes.

Además de los separatistas kurdos, grupos turcos de izquierda marxista e islamistas radicales se han hecho responsables en el pasado de ataques violentos en Turquía.

En 2003, 30 personas murieron y 146 resultaron heridas cuando coches bomba conducidos por suicidas impactaron contra dos sinagogas de Estambul. Cinco días más tarde, los ataques se repitieron con el mismo método, esta vez contra el Consulado británico y una sucursal del banco HSBC, produciendo 32 víctimas mortales. Todos estos ataques fueron atribuidos a Al-Qaida.

Por su parte, los rebeldes kurdos lanzaron el año pasado una serie de ataques armados con bombas en localidades turísticas de Turquía, matando a más de una docena de personas.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo


Canales RSS