elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 5 / 21 || Mañana 11 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
¿Cuándo un coche empieza a dar problemas?

TRÁFICO

¿Cuándo un coche empieza a dar problemas?

A partir de los 120.000 kilómetros pueden aumentar las visitas al taller y a la vez incrementarse la cuantía de las facturas

10.11.12 - 07:46 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La mayoría de los automovilistas ha escuchado en alguna ocasión decir a otro conductor que los coches están hechos para durar 100.000 kilómetros. Pues la afirmación no está muy descarriada. Según el I Informe de Mantenimiento de LeasePlan, el número de kilómetros que comienza a hacer mella en los vehículos es de 126.000 y se traduce en forma de averías de desgaste mayor y a partir de los 131.000 como averías complejas.
Pero hasta llegar a ese extremo, en el que más de uno se plantea dejar el coche para el desguace, los vehículos en condiciones normales solo acuden al taller una vez al año para hacer la revisión programada por el fabricante. El Informe de LeasePlan apunta que estas revisiones (cambio de filtros y otras sustituciones previstas por la marca) suponen el 55,8% del total de las intervenciones, mientras que el 44,2% restante, se reparte entre las otras categorías, que representan visitas imprevistas al taller.
Tras las revisiones de mantenimiento, el motivo más frecuente de visita el taller con el 23,9% de los casos son las reparaciones de averías simples; seguidas de las de desgaste menor con el 17,7% (cambio de batería, de discos de freno o de pastillas) y, en un 14,7% de las ocasiones por el cambio de accesorios menores del vehículo.
Solo el 6,2% del total de las intervenciones son averías complejas (reparaciones en el motor, la culata, la caja de cambios o el sistema de inyección) y el menor número de intervenciones (2,5%) se producen por desgaste mayor.
Las averías producidas por errores en el uso del vehículo o negligencias suponen el 0,5% del total de intervenciones. La más común (el 41%) es echar gasolina en lugar de diesel o viceversa. Esto requiere una limpieza completa de las bujías y del circuito. Otro de los despistes más habituales es olvidar las llaves dentro del vehículo cerrado (25%). Si no se dispone de una copia, lo más probable es que haya que cambiar la cerradura.
Dentro de las negligencias, destaca ignorar los testigos luminosos del salpicadero (23%) y que indican que algo no funciona bien. Falta de aceite, problemas con la distribución o la refrigeración, averías en el sistema de frenos, descarga de la batería o anomalías en el airbag, son alguno de los fallos sobre los que los testigos alertan y que si son obviados pueden acabar causando importantes y cuantiosas averías y suponer incluso un riesgo para la conducción.
No limpiar el barro acumulado en los bajos del vehículo (5%), no evitar el sobrecalentamiento del motor (3%) o no cumplir con las revisiones de mantenimiento fijadas por el fabricante (2%) son también negligencias habituales que los conductores podrían prevenir simplemente prestando una mayor atención a sus vehículos.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.