http://static.elcomercio.es/www/menu/img/sanidad-asturias-desktop.jpg

«La pérdida auditiva conlleva retraimiento e inseguridad»

Begoña Bascarán, Luis Suárez Bascarán, la periodista Saray Martínez y Jesús Suárez. / D. ARIENZA

Jesús Suárez, Begoña Bascarán y Luis Suárez Bascarán responden a las dudas de los lectores sobre la salud auditiva

Paloma Lamadrid
PALOMA LAMADRIDGijón

Con el aumento de la esperanza de vida, mantener una correcta audición es una preocupación creciente. Numerosas dudas frecuentes fueron respondidas ayer por parte del equipo de Audiología Suárez Bascarán. Jesús Manuel Suárez, el gerente de la empresa; Begoña Bascarán, la audioprotesista de referencia; y Luis Suárez Bascarán, el director técnico, protagonizaron la segunda sesión del Mes de la Salud que organiza EL COMERCIO y patrocina Sanitas.

¿Cada vez oímos menos?

Jesús Suárez: «No, cada vez somos más mayores y más exigentes. Vivimos el doble que hace sesenta años y con el tiempo se produce un deterioro de la audición. Si unimos esto a la contaminación y al uso de medicamentos ototóxicos, se produce una pérdida progresiva de la audición».

¿Cuáles son las principales patologías auditivas?

Jesús Suárez: «Desde el punto de vista cuantitativo, la presbiacusia, que es la pérdida inducida por la edad. Provoca una clara afectación cognitiva, más dificultades para realizar determinadas tareas, problemas de memoria, mayor lentitud para efectuar tareas motrices... Implica un retraimiento, inseguridad al perder el hilo de las conversaciones y la activación de un mecanismo de protección que aleja a la persona afectada. De forma progresiva, asume como normal la falta de comunicación».

¿Cómo se puede detectar la hipoacusia, es decir, la disminución de la capacidad auditiva?

Begoña Bascarán: «En la vida cotidiana, existen muchas señales que indican que puede haber problemas de audición, como preguntar muchas veces 'qué', subir el volumen del televisor, no escuchar al cura en misa, no oír el timbre de la puerta... Todo esto hace pensar en que hay una pérdida auditiva».

¿Cómo ha sido la evolución de los audífonos?

Luis Suárez: «En los últimos años, ha habido grandes avances tecnológicos. Los audífonos ahora son más pequeños, más potentes, tienen mejor calidad de sonido y consumen menos batería. Además, permiten diferenciar la palabra del ruido para ayudar a entender conversaciones».

¿Qué audífonos proporcionan mejores resultados, los internos o los externos?

Luis Suárez: «Depende del tipo de pérdida auditiva. Habitualmente obtenemos siempre mejores resultados con los audífonos intracanales personalizados a medida. Permiten tener una mejor direccionalidad, saber de dónde viene el sonido. Aparte, al estar más cerca de la membrana timpánica, necesitan menos amplificación. Son más cómodos y se ven menos».

¿Hay posibilidad de rechazo a un audífono?

Jesús Suárez: «Si está bien adaptado, es casi imposible el rechazo».

¿Un audífono puede paliar el tinnitus o acúfenos?

Luis Suárez: «Hay audífonos con generadores de ruido para tapar el tinnitus. El año pasado salió un nuevo dispositivo al mercado que permite, con una buena programación, lograr resultados bastante espectaculares».

¿Cómo se puede detectar la pérdida de audición en un niño?

Begoña Bascarán: «Justo al nacer, al niño se le hacen unas pruebas objetivas que ya nos dicen si oye o no. Si el resultado es negativo, hay que cuantificar esa pérdida auditiva haciéndole otra serie de pruebas. En el momento en que tengamos la pérdida evaluada, lo que debemos hacer, antes de que el bebé cumpla seis meses, es estimular. Detectar la pérdida no es más difícil, pero cuantificarla sí».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos