Piragüismo

«El Codis quiere tapar una chapuza», dice uno de los presuntos saboteadores

Los organizadores tienen como prueba un vídeo en el que se observa a dos personas (con gorra), supuestamente, manipular el cepo. / N. A.

Alfonso Vivero uno de los señalados por hacer trampas en la salida del Sella asegura que «todos los años se destapa algún caso de estos»

J. L. C. GIJÓN / ARRIONDAS.

La investigación que realiza el Comité Organizador del Descenso Internacional del Sella (Codis) sobre el levantamiento de cepos de forma prematura en la salida de Arriondas continúa dando pasos hacia adelante.

Los vídeos y los numerosos comentarios que se han propagado en la red durante las últimas horas por parte de miembros del colectivo piragüístico apuntan a que las dos personas supuestamente implicadas en el sabotaje son Emilio Ardines y Alfonso Vivero.

Vivero, que fue miembro del Codis y es en la actualidad entrenador del Club La Llongar de Cangas de Onís, comentó ayer que «la organización quiere vender y tapar la chapuza que hizo». Su tesis es que «hubo más gente en la zona de los K-2 que hizo lo mismo, por lo que incluso pienso que todo esto puede tratarse de un ataque personal». También comenta el técnico del citado club cangués que «todos los años siempre suceden hechos de este tipo, ya que suele salir antes de tiempo algunas embarcaciones».

Asimismo, Vivero, entrenador del vencedor en K-1, Alberto Plaza, que estaba en la zona afectada, explica que «está aún a la espera de que le llamen del Codis para aclarar las cosas y, por supuesto, que haré lo que dicte mi abogado».

Por su parte, Ardines, el otro de los presuntos acusados del sabotaje, según pudo saber este periódico, fue palista y en la actualidad está vinculado al deporte de la piragua como fisioterapeuta, además de regentar un conocido establecimiento hostelero en Cangas de Onís. Tuvo ayer por la tarde un encuentro con los organizadores del Sella en su sede de Arriondas en la que ofreció explicaciones y su versión de los hechos. Desde el Codis insisten en que alguien levantó los cepos antes de tiempo durante el himno de Asturias y eso permitió tomar ventaja a varias embarcaciones. Ardines, en este sentido, negó con rotundidad que estuviese implicado en este polémico asunto.

Cabe recodar que en un principio, los responsables de la popular fiesta de las piraguas pensaron que hubo un error del tirador de dichos amarres, pero en las imágenes se puede observar que se abrieron antes de tiempo por parte de dos personas.

El Codis tiene previsto enviar a la Federación Española de Piragüismo toda la documentación y aquellas pruebas relacionadas con lo sucedido durante la salida del Descenso Internacional del Sella para que dictamine el castigo de tipo deportivo que pueda acaecer. Asimismo, los responsables de la fiesta de las piraguas tienen previsto llevar al juzgado, si es preciso, los vídeos de lo acontencido el pasado día 5 en Arriondas.

Juan Manuel Feliz, máximo responsable de la prueba, comentó ya esta semana que «no se pueden repetir hechos tan graves, porque de haber sido el tiempo mayor se hubieran suspendido los resultados de este Sella, algo que no tiene precedentes». En todo caso, la investigación está abierta y no se descarta ningún escenario.

Más

Fotos

Vídeos