El Comercio

Las solicitudes de asilo en 2014 alcanzan las cifras de la guerra de los Balcanes

Niños refugiados sirios posan en el campo de refugiados de Bednayel, en Líbano.
Niños refugiados sirios posan en el campo de refugiados de Bednayel, en Líbano. / Efe
  • Los sirios fueron, de lejos, los que más solicitudes presentaron el año pasado, con casi 150.000 demandas, una de cada cinco peticiones en los países industrializados

Las guerras en Siria y en Irak y el deterioro de la seguridad en múltiples países hizo que el número de solicitudes de asilo aumentara en 2014 hasta cifras no vistas desde la guerra de los Balcanes, según un informe del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

El informe 'Tendencias del Asilo 2014', publicado hoy, destaca que el número estimado de solicitudes asilo presentadas en 44 países industrializados creció el año pasado un 45% con respecto a 2013. En números absolutos, se registraron 866.000 solicitudes, cuando en 2013 fueron 596.000. Las cifras de 2014 no se veían desde 1992, al principio del conflicto en Bosnia y Herzegovina.

Los sirios fueron, de lejos, los que más solicitudes presentaron el año pasado, con casi 150.000 demandas, una de cada cinco peticiones en los países industrializados. Una de las principales explicaciones para este incremento es que muchos sirios que residían como refugiados en los países vecinos se dieron cuenta de que su situación no era temporal y decidieron buscar otras salidas, ha explicado en rueda de prensa Melissa Fleming, portavoz del organismo.

Consultada Fleming sobre el porcentaje de solicitudes que son aprobadas, dijo que en el caso de los sirios entre el 80 y el 90% obtienen el visto bueno a su demanda y se les concede protección internacional. A falta del dato de 2014, el ACNUR explicó que en 2013 sólo el 40% de los solicitantes obtuvieron el visto bueno a su petición.

Los iraquíes presentaron 68.700 solicitudes, casi el doble de las demandas registradas en 2013, y se situaron en segundo lugar. Los afganos fueron el tercer mayor grupo, con casi 60.000 solicitudes, seguidos por serbio, kosovares y eritreos.

Cinco países recibieron el 60% de las solicitudes

Con respecto a los países receptores, Alemania recibió casi 173.000 solicitudes, un cuarto de las cuales provenientes de ciudadanos sirios. Estados Unidos recibió unas 121.000 demandas, la mayoría de ciudadanos mexicanos y centroamericanos. "Una gran mayoría de demandas provienen de los menores no acompañados que intentan cruzar la frontera y que huyen de la violencia en sus países", ha puntualizado la portavoz, que no dio más datos al respecto.

Turquía, que a mediados de 2014 ya acogía a 1,5 millones de refugiados sirios, recibió 87.800 solicitudes, la mayoría de iraquíes. Suecia se situó en cuarto lugar, con 75.100 solicitudes, especialmente de sirios y eritreos. No obstante, con respecto al tamaño de su población, Suecia es el país con mayor número de solicitudes por habitante, 24,4 solicitantes por cada mil habitantes. Italia registró 63.700 demandas, el mayor número alcanzado hasta la fecha, la mayoría provenientes de ciudadanos de Mali, Nigeria y Gambia, porque la inmensa mayoría de los que llegan a sus costas prosiguen su viaje a otros países europeos.

Estos cinco países receptores recibieron el 60% del total de solicitudes. Caso aparte es la Federación Rusa, que no está incluida en el informe por "razones metodológicas" pero que recibió 265.400 solicitudes de asilo temporal, y 5.800 demandas de refugio de ciudadanos ucranianos durante 2014. Al mismo tiempo, los 44 países que sí están incluidos en el informe recibieron 15.700 solicitudes de ciudadanos ucranianos en 2014, frente a las 1.400 de 2013.

En relación con España, situada en el número 21 del ránking de países receptores, en 2014 se recibieron 5.900 demandas, un 31% de aumento con respecto a las 4.500 de 2013.

El ACNUR recuerda que los solicitantes de asilo en los países industrializados son sólo un elemento del desplazamiento forzado internacional, dado que a finales de 2013 había 51,2 millones de personas en el mundo que tuvieron que abandonar su hogar a causa de conflicto, persecución, violencia generalizada o violaciones a sus derechos. De éstos, 16,7 millones eran refugiados y 33,3 millones desplazados internos en su propio país.