El Comercio

Las regla de las mujeres se sincroniza cuando pasan tiempo juntas: ¿verdadero o falso?

Las regla de las mujeres se sincroniza cuando pasan tiempo juntas: ¿verdadero o falso?
  • La primera en difundir esta teoría fue la psicóloga estadounidense Martha McClintock, quien publicó un estudio en 'Nature' en 1971

No es nada extraño que, cuando un grupo de mujeres tienen cierta confianza y pasan mucho tiempo juntas, surja la pregunta: «¿Cuándo te viene la regla?». Si todas ellas comprueban que su ciclo menstrual es aproximadamente el mismo, se confirma una teoría popular según la cual la regla de las mujeres se sincroniza al convivir mucho tiempo. Esto pasaría tanto en el trabajo, como entre compañeras de estudios como entre familiares. Sin embargo, la psicóloga Martha McClintock lo tacha ahora de leyenda urbana.

La primera en difundir esta teoría fue la psicóloga estadounidense Martha McClintock, quien publicó sus planteamientos en la revista «Nature» en 1971. Sus estudios se basaban en que cuando las mujeres pasaban más tiempo juntas, sus feromonas interactuaban y «empatizaban» entre ellas, de tal manera que conseguían regular los ciclos menstruales para que coincidieran unos con otros.

McClinton iba más allá y aseguraba que se trataba de una estrategia desarrollada por las mujeres para dejar de ser un «objeto» del hombre dominante, ya que, al ser todas fértiles al mismo tiempo, este sería incapaz de reproducirse con todas.

Más tarde, otros estudios arrojaron conclusiones similares. Sin embargo, siempre ha habido investigaciones que no encontraron tal evidencia y que detectaron fallos en los ensayos que defendían la sincronización. El principal de ellos es que no tenían en cuenta la posibilidad del azar. Así lo defiende también la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia.

Alexandra Alvergne, profesora de Antropología Biocultural de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, asegura para la BBC que es una «creencia popular». «Como humanos, siempre nos gustan las historias emocionantes. Queremos explicar lo que observamos a través de algo que tenga sentido. La idea de que se deba al azar o a la casualidad no es tan interesante».