El Comercio

Dos monjas italianas dejan los hábitos para casarse entre ellas

Dos monjas italianas dejan los hábitos para casarse entre ellas
  • Isabel y Federica se conocieron en un viaje pastoral hace tres años. El alcalde de un pueblo Turín oficiará la boda civil y un cura excomulgado presidirá un acto religioso

La historia de Isabel y Federica es la de dos mujeres enamoradas que este jueves contraerán matrimonio en un pequeño pueblo de Turín. Sin embargo, el compromiso de estas dos mujeres tiene un componente extraordinario que ha revolucionado a Italia: se conocieron siendo monjas y, pese a su fe, han decidido dar un paso adelante para contraer matrimonio tras dejar los hábitos.

Las religiosas se conocieron durante un viaje pastoral hace tres años y poco a poco se fueron enamorando. Ambas eran monjas desde muy jóvenes, pero han decidido ahora que quieren vivir su amor con tranquilidad y en un anonimato que, pese a su timidez, les será difícil defender por la peculiaridad de su historia. No obstante, tras haber realizado las gestiones para dejar los hábitos, el jueves contraerán matrimonio en Pinerolo, una pequeña localidad de Turín que, además, nunca había sido escenario de un matrimonio entre dos personas del mismo sexo. La boda civil la oficiará el alcalde, pero también contarán con el apoyo de Franco Barbero, un exsacerdote excomulgado por su apoyo a las parejas homosexuales.

De las novias, poco se sabe por el momento. Solo que una de ellas, Federica, tiene 44 años es licenciada en Filosofía. Fue ella misma quien dijo a los medios que su sentimiento religioso se mantiene intacto. «Salimos del convento, pero no dejamos la Iglesia y no olvidamos la fe».