El Comercio

Carta para niños caprichosos e indecisos

Carta para niños caprichosos e indecisos
  • "No me gusta. No quiero. No tengo hambre". Estas frases son, en ocasiones, como mantras en la boca de algunos niños a la hora de las comidas

"No me gusta. No quiero. No tengo hambre". Estas frases son, en ocasiones, como mantras en la boca de algunos niños que, al comer, organizan verdaderas batallas con sus sufridos padres.

Un restaurante en Altoona, en Pennsylvania, ha encontrado la solución perfecta a este problema.

Así, en su menú ha incluido platos para niños con estas originales denominaciones: "No lo sé" (completo con papas fritas), “No me importa” (pollo frito con patatas fritas), "No tengo hambre" (patatas fritas con queso) y "No quiero eso" (palitos de pescado con patatas fritas).

La idea es que los padres se lo tomen con humor si tienen complicaciones con los niños cuando van al restaurante.