El Comercio

El japonés Yoshinori Ohsumi gana el Nobel de Medicina

  • Ha descrito el proceo de aotofagia, que permite que las células complejas de deshagan de forma ordenada y limpia de sus componentes dañados

El japonés Yoshinori Ohsumi, investigador del Instituto Tecnológico de Tokio, ganó ayer el Nobel de Medicina 2016 por describir en detalle cómo funciona la autofagia celular, su sistema de reciclaje para mantener el cuerpo en buen estado. Este proceso es el que permite que las células complejas destruyan, de forma ordenada, sus componentes que ya no funcionan o que están dañados. El mecanismo, poco conocido hasta los años 90, es fundamental para explicar la reacción de un cuerpo ante las infecciones, los efectos de multitud de enfermedades y para controlar algunos fenómenos fisiológicos como el envejecimiento.

El galardón, que entrega el Instituto Karolinska sueco, premia una serie de hallazgos que empezaron a publicarse hace más de dos décadas. «Aunque la autofagia se identificó por primera vez en los años 60, tanto sus mecanismos de actuación como su relevancia fisiológica no se comprendieron de verdad durante décadas», explican desde la institución en un comunicado. No fue hasta 1993 cuando Ohsumi publicó su primer gran artículo al respecto. Luego siguió trabajando hasta hoy.