El Comercio

Descubren a tres sordos que planearon un asesinato en lenguaje de signos ante una cámara

Robert Wright.
Robert Wright.
  • El dispositivo grabó su conversación dando detalles de cómo se realizaría el asesinato

El asesinato de Robert Wright, cometido en Australia el 15 de enero de 2015, ha sido finalmente resuelto. Las circunstancias de su muerte, tras caer desde un segundo piso, eran todo un misterio hasta que, finalmente, un pequeño despiste de sus asesinos ha permitido descubrirles. Los hechos se han esclarecido gracias a una cámara de seguridad que grabó el momento en el que Warwick Toohey, Jake Fairest y Georgia Fields, que sufren discapacidad auditiva e intelectual, planeaban el asesinato de Robert mediante lenguaje de signos.

Tal y como publica el diario australiano The Age, la conversación se centró en si la víctima debía ser estrangulada o empujada por el balcón:

Fairest: «Puedes estrangularle el cuello, ¿qué piensas?»

Fields: «Creo que empujarlo es mejor»

Toohey:«Estrangularle conlleva riesgo»

Fields: «Empujarlo está bien, empujarlo está bien»

Toohey:«Primero vas y le saludas, le preguntas qué tal está, luego le empujas hacia abajo»

Los acusados, a quienes se les imputa haber planeado y perpetrado el homicidio de Robert, se han declarado no culpables ante la Corte de Victoria, en Australia. No obstante, la Fiscalía mantiene que después de esta conversación, el trío se dirigió hacia la habitación de la víctima, compañero de piso de Warwick Toohey, y mientras este y Fairest lo lanzaron por el balcón del segundo piso, Fields se limitaba a observar.