El Comercio

Hallan ADN de un neonazi en los restos de una menor desaparecida hace 15 años

Uwe Boenhardt y Peggy Knobloch.
Uwe Boenhardt y Peggy Knobloch. / EFE
  • La Policía alemana intenta averiguar cómo ha llegado al cuerpo de la niña este material genético

El caso de la pequeña de nueve años Peggy K., que desapareció en 2001 en la ciudad bávara de Lichtenberg cuando iba de camino a casa desde la escuela, ha dado un giro inesperado este jueves. Sus restos fueron recuperados el pasado mes de julio en un bosque a unos 150 kilómetros de la ciudad de Eisenach y, durante la investigación, los agentes han encontrado restos de ADN de Uwe Böhnhardt, miembro de un grupo neonazi llamado 'National Socialist Underground (NSU)'. Ahora las autoridades intentan determinar cómo han llegado al cuerpo de la niña, tal y como indica la cadena germana Deutsche Welle.

Los restos de la pequeña fueron recuperados en un bosque a unos 150 kilómetros de la ciudad de Eisenach, la ciudad donde Böhnhardt y su compañero de banda Uwe Mundlos se suicidaron hace ahora cinco años cuando la Policía logró rastrear su célula, formada por tan solo tres personas.

El NSU está relacionado con diez asesinatos, principalmente de extranjeros, entre los años 2000 y 2007. El único miembro de la célula que queda vivo esBeate Zschäpe, quien está siendo juzgada en Múnich por su presunto papel en los asesinatos. El pasado mes de septiembre, después de mantener silencio, Zschäpe reconoció que había abandonado su ideología neonazi y condenó los asesinatos.

El descubrimiento de esta célula en 2011 fue un signo de cómo las autoridades alemanas habían subestimado el riesgo de la violencia de extrema derecha en el país.