El Comercio

Una actriz en formato 'Espertacular'

Las actrices, durante uno de los ensayos de 'Espertacular'.
Las actrices, durante uno de los ensayos de 'Espertacular'. / JORGE PETEIRO
  • Un aula de la Escuela Superior de Arte Dramático llevará el nombre de la artista catalana

Cuando hay que salir a escena, mostrar en público un trabajo de meses que juega con las emociones, los nervios afloran. Ocurre siempre. Pero cuando quien se va a sentar a mirar y juzgar es Núria Espert, la cosa se complica. En la Escuela Superior de Arte Dramático de Asturias (ESAD) andan estos días atacadísimos. El jueves les visita la Princesa de Asturias de las Artes y ya desde finales del curso pasado, desde antes incluso de tener confirmada su visita, llevan trabajando en el homenaje escénico con el que la obsequiarán.

Se títula 'Espertacular'. Y sube al escenario del Teatro Alejandro Casona de la Escuela a siete alumnas de diferentes cursos y a cuatro profesoras con el ánimo de hacer una suerte de biografía escénica de la actriz catalana. Sus personajes y su propia vida se dan la mano en una representación de unos 25 minutos de duración dirigida por Francisco Pardo. Julieta, Medea, la Celestina, el rey Lear o la Nawal de 'Incendios' que estos días la tienen sobre las tablas del Teatro de la Abadía de Madrid componen un viaje plagado de guiños personales a la actriz y fruto de un arduo trabajo de investigación.

Begoña Quirós, Ana Roces y Francisco Pardo son los impulsores de un proyecto que se planteó desde la escuela a la Fundación Princesa de Asturias con diferentes objetivos. Por un lado está el del propio homenaje a la actriz y la divulación de su trabajo, y por otro, reivindicar la ESAD y su formación artística y darle una mayor visibilidad. «El proyecto partió de nosotros, no concebíamos que viniese Núria Espert a Asturias y no visitase la ESAD», señala Ana Roces. «Queremos mostrarle a Asturias, a España y al mundo que en esta escuela hay un talento enorme entre el alumnado y una profesionalidad increíble en el profesorado, que amamos la profesión con todas nuestras fuerzas», añade Begoña Quirós, admiradora absoluta de Núria Espert. «Representa lo que es la artesanía teatral, la actriz mayúscula, la mujer valiente que trabaja con olfato, con rigor, con amor y con humor», subraya esta profesora de voz, que también estará en el escenario.

No niega Begoña Quirós que ella se va a emocionar, ni que a todos les gustaría tocar el corazoncito de Núria con su propuesta. «Yo espero que se emocione, pero sobre todo espero que vea el cariño con el que está hecho», asegura Francisco Pardo. Y la entrega de todo el equipo se hace visible en el buen rollo que se respira en los ensayos y en esos nervios compartidos que pululan por las horas y los días previos. «Es muchísima responsabilidad, es que vamos a tenerla sentada ahí delante, es que la vamos a ver, es muchísima presión», confiesa Sandra Fernández, estudiante de cuarto curso. Noelia Castro apunta en la misma dirección por razones obvias: «Núria Espert es un referente».

La actriz visitará las instalaciones de la Laboral el jueves por la tarde, en un acto de acceso restringido para los alumnos previo a su encuentro con el público en el Teatro Jovellanos. Y se quedará allí para siempre. Además de ver su vida pasar en formato 'Espertacular', podrá conocer el aula que desde entonces quedará bautizada con su nombre.