El Comercio

Una expedición científica navegará por primera vez alrededor de la Antártida

Pingüinos en la Antártida.
Pingüinos en la Antártida. / Efe
  • El equipo internacional medirá la contaminación y el cambio climático

Un grupo de 50 investigadores de 30 países formarán el primer equipo científico en circunnavegar la Antártida en un intento de medir la contaminación y el cambio climático.

El equipo internacional viajará a bordo del barco científico ruso Akademik Treshnikov, que zarpará de Ciudad del Cabo (Sudáfrica) el 20 de diciembre y regresará el 18 de marzo de 2017. Los organizadores de la expedición circunpolar antártica (ACE, por sus siglas en ingles) esperan intensificar la cooperación para entender mejor el impacto de la humanidad en el océano Antártico.

«Los investigadores trabajarán en una serie de campos interrelacionados, de la biología a la climatología, pasando por la oceanografía, por el bien del futuro de este continente», afirmaron los integrantes de la expedición en un comunicado. «Es esencial tener una mejor comprensión de la Antártida, no sólo para su preservación, sino para todo el planeta», añadieron.

Los líderes del equipo convocaron el año pasado a un concurso para elegir los proyectos de investigación, y tras recibir unas 100 propuestas seleccionaron 22. Uno de los proyectos ganadores es de una institución española, el Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona, y consistirá en estudiar y medir los gases y las partículas liberadas por el océano Ártico hacia la atmósfera, y descubrir su papel en esta última. Otros proyectos estudiarán el efecto de la contaminación por plásticos en la cadena alimentaria, y cartografiarán a ballenas, pingüinos y albatros.

Los científicos tomarán además muestras de hielo de las profundidades para investigar las condiciones del continente helado antes de la revolución Industrial.

ACE es el primer proyecto del recién creado Swiss Polar Institute (SPI, Instituto Polar de Suiza), una iniciativa del país europeo para «estrechar las relaciones internacionales y la colaboración entre países, así como para despertar el interés por la investigación polar en una nueva generación de jóvenes científicos».

El viaje de dividirá en tres etapas, con paradas de avituallamiento en la ciudad australiana de Hobarth y en la chilena de Punta Arenas.