El Comercio

El arzobispo de Toledo relaciona el robo en una iglesia a la celebración de misas satánicas

Iglesia de Santa María de la Asunción en Ocaña, Toledo.
Iglesia de Santa María de la Asunción en Ocaña, Toledo. / Ayto. Ocaña
  • Braulio Rodríguez critica que la sociedad sea permisiva con "sectas" que organizan misas satánicas

El robo de joyas y ornamentos religiosos en la iglesia de Santa María de la Asunción, de Ocaña (Toledo), podría estar relacionado con grupos satánicos que organizan misas negras. Es una de las hipótesis que maneja el Arzobispado de Toledo mientras la Guardia Civil y la Policía Local de Ocaña investigan el suceso.

En concreto, los ladrones penetraron el lunes en la parroquia y se llevaron coronas, rosarios, anillos y una copa con la imagen de San Juan. No contentos con el robo, efectuaron diversos destrozos en el templo y “arrojaron por el suelo el sagrario y las formas consagradas”, según ha informado este martes el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio.

El suceso, según el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, podría tener relación con sectas que realizan misas negras cuando se acerca el 1 de noviembre, festividad del Día de Todos los Santos.

“Es lamentable que la sociedad se muestre indiferente ante grupos secretos que realizan misas negras y que pululan por los pueblos”, ha declarado el arzobispo, para quien “sabemos que las misas negras existen pero es muy difícil tener estadísticas sobre estas prácticas anticatólicas y antihumanas”.

Por su parte, la alcaldesa de Ocaña, Remedios Gordo, ha reconocido que su pueblo, de 11.000 habitantes, “está consternado y disgustado por un robo tan vil” ya que, más que el valor económico de lo robado, los vecinos han recibido un “golpe muy duro” en sus sentimientos religiosos.