El Comercio

La lección de honestidad de un indigente que aplaude todo el mundo

La conmovedora lección de honestidad de un indigente
  • Este aparcacoches al que la crisis dejó en la calle, puso una nota en la moto de un joven que acababa de perder las llaves

En tiempos en los que la corrupción de los más poderosos convive con una creciente necesidad de bienes esencial por parte de otros – cada vez más -, hay gestos de honradez que sorprenden y no es de extrañar que se conviertan en noticia. En esta ocasión, el protagonista es un indigente de Murcia cuya nota en la motocicleta que de un joven maestro llamado Pedro Teruel, no ha parado de compartirse en las redes sociales. En la misiva se leía el siguiente mensaje: «Hola, me llamo Paco. Tengo las llaves de la moto. No te preocupes, estoy en la calle Comuneros hasta las 7 y vivo en Jesús Abandonado». El propio receptor de la nota fue quien la hizo pública a través de Facebook con el siguiente mensaje de agradecimiento: «Paco es un indigente que no tiene nada. El tipo ha encontrado las llaves de mi moto al lado de ésta y me ha dejado escrita esta nota. Además, le ha costado aceptar un poco de dinero por el enorme favor que me ha hecho. Quiero creer que personas como Paco hay muchas, pero coño, qué gusto toparse con una de ellas. Gracias Paco.»

Efectivamente, Paco es un hombre de 43 años al que la crisis le dejó en la calle. La empresa que tenía con su hermano y su cuñado quebró dejando una enorme deuda de la que él pagó la peor parte, viéndose obligado a vivir en la calle. Ahora trabaja como aparcacoches en la calle Comuneros y, desde hace seis meses, colabora en la fundación Jesús Abandonado ayudando personas en riesgo de exclusión social. Allí recibe también cama, abrigo y algo de comida.