El Comercio

'El zumo para dormir', así inyectaba heroína una madre a sus tres hijos

Ashlee Hutt posa con dos de sus hijos.
Ashlee Hutt posa con dos de sus hijos. / Facebook
  • Ashlee Hutt, estadounidense de 24 años, está acusada de suministrar drogas a los menores, que han sido alojados en una casa de acogida

Ocurrió en Washington. En una casa situada en pleno corazón de Estados Unidos que hasta el año pasado parecía libre de toda sospecha. Hasta que un amigo de la familia descubrió la macabra historia. Los protagonistas: una madre, sus tres hijos -de seis, cuatro y dos años- y su pareja. A diferencia de lo habitual, ella no les leía a sus niños libros de cuentos en las noches. Les inyectaba a cada uno heroína en vena con la excusa de que se trataba de «zumo para dormir».

La mujer, que ha sido identificada como Ashlee Hutt, de 24 años, ha sido acusada y detenida bajo una orden de arresto al negarse a acudir al tribunal que la había convocado para rendir cuentas, según detalla el 'Daily Mail'. Sobre ella y su novio, Leeroy Mclver, de 25 años, pesan los cargos de maltrato y de suministrar drogas a los tres menores, que fueron encontrados por la Policía en condiciones insalubres.

Los niños, que ahora viven en una casa de acogida, presentaban rasguños, moretones y marcas en el cuerpo que sugerían que habían sido inyectados con droga. Han contado a las autoridades que conciliaban el sueño después de que su madre les inoculara cada noche lo que ella misma denominaba «la medicina que te hace sentir bien».

«Mezclaban polvo blanco con agua y se lo inyectaban», han precisado agentes del Servicio de Proteción infantil. Y así habría podido seguir todo de no haber sido por un amigo de la familia que visitó la casa el año pasado y descubrió que algo raro estaba pasando. Decidió dar el aviso a la Policía, que al visitar la casa encontró numerosas agujas sucias y excrementos de ratas.