El Comercio

«Vocento es líder porque muestra la realidad local bajo señas de confianza»

  • Luis Enríquez explica «la adaptación» del grupo al entorno digital y advierte de que «la simplificación de la noticia empobrece a toda la sociedad»

El consejero delegado de Vocento, Luis Enríquez, destacó ayer el papel clave que juegan los diarios regionales en el desarrollo del grupo de comunicación, que mantiene el liderazgo en los territorios donde cuenta con cabeceras históricas. Durante su intervención en una jornada organizada por Deusto Business School en su sede de Madrid, Enríquez recordó que estos periódicos mantienen una posición aventajada «porque muestran su realidad local bajo señas que son confiables» para sus miles de lectores. Al encuentro acudió, además de personalidades del mundo empresarial y político, el presidente de Vocento, Santiago Bergareche.

Para conseguir que los diarios sigan ejerciendo esa labor en el futuro, Luis Enríquez insistió en la importancia de combinar la integración de la realidad tecnológica que demandan los ciudadanos con un periodismo de calidad como el que tradicionalmente ha salido de las redacciones del grupo. «Tenemos que ser instantáneos al adaptarnos en cuanto a tecnología se refiere», explicó. «En los últimos años hemos demostrado que nuestra capacidad para hacerlo es saludable», apuntó. De hecho, recordó que el grupo consiguió el año pasado que la evolución descendente del resultado de la publicidad tradicional se viera compensado con el de la que provenía de la parte 'on-line'.

Pero el consejero delegado explicó que, más allá de asumir rápidamente las necesidades de móviles o redes sociales, los diarios deben estar «vigilantes para hacer el trabajo principal, el periodismo». Cree que «la trivialización y la simplificación de la información empobrecen no sólo a los lectores, sino a las empresas que se anuncian y a toda la sociedad».

Aunque Enríquez admitió que las ediciones impresas de los periódicos se encuentran en una línea de ventas «descendente», también afirmó que el papel «se seguirá vendiendo hasta donde me alcanza la vista», estimando que «en un futuro inmediato no va a desaparecer». Sobre todo porque muchas de las empresas anunciantes en cada comunidad disponen de una plataforma que cubre todo un territorio «sin alternativas de competencia tan fuertes como lo son las televisiones privadas para la prensa nacional». Diseccionó algunos de los logros digitales y tecnológicos de Vocento, y otros ante los que también se encuentra. Por ejemplo, anticipó que una de las diferencias que marcará a los grupos editores será «la obtención de datos precisos de sus audiencias» con los que se podrá conocer sus intereses y los tipos de contenidos a los que acceden gracias a los sistemas que proporcionan las redes.

En cuanto a los datos de suscriptores del muro de pago 'on-line' implantado, por ahora, en dos de sus cabeceras -El Correo y El Diario Vasco-, anunció que acumulan más de 12.000 en un año. E insistió en que se trata de una estrategia empresarial «sin prisas». Lo importante -apuntó- es que los lectores «tengan en la cabeza que nuestros contenidos son cualitativos, y por los que merece la pena pagar».

Respecto a las presiones políticas, Luis Enríquez afirmó que «si no hubiera presiones, o los medios no estaríamos haciendo bien nuestro trabajo, o no lo estarían haciendo bien los políticos».