El Comercio

Ruedan una película porno a plena luz del día en el centro de Madrid

Ruedan una película porno a plena luz del día en el centro de Madrid
  • El Ayuntamiento asegura que aunque no tenía constancia de este largometraje, no es necesario pedir permiso si no se emplea un trípode para grabar una secuencia

En la Plaza de Callao, en pleno centro de Madrid. Ese ha sido uno de los escenarios escogidos hace unas semanas para rodar una película porno. Las imágenes, difundidas por una página web con contenido para adultos, muestra a una mujer mostrando los senos junto a otra mujer.

En una las escenas, una mujer corta el vestido a otra con unas tijeras y la deja semidesnuda. La grabación ha generado cierta polémica. La portavoz socialista en el Ayuntamiento, Purificación Causapié, ha reclamado al equipo de Gobierno que actúe para impedir «la grabación de escenas sadomasoquistas ante la atónita mirada de vecinos», al ser además rodajes que «incitan a la violencia contra la mujer».

La edil ha recordado que el rodaje de cualquier película debe contar con la preceptiva autorización municipal y el Ayuntamiento «debe ser capaz de garantizar que este requisito se cumpla, ya que sólo así se evitarán estos espectáculos denigrantes para quien participa y para quien está obligado a presenciarlos». Sin embargo, el Consistorio asegura que aunque no tenía constancia de la grabación de esta película, no es necesario pedir permiso si no se emplea un trípode para grabar una secuencia. Aún así, la productora odría incurrir en un delito contemplado en el Código Penal de exhibicionismo siempre que la grabación se hubiera realizado delante de «menores e incapaces».

Causapié ha subrayado la «incongruencia» de querer convertir a Madrid en una ciudad libre de violencia de género y, al mismo tiempo, «mostrar una pasividad intolerable ante este tipo de sucesos». «La lucha contra la violencia de género debe darse todos los días, y en todos los frentes», ha concluido la portavoz municipal del PSOE.