El Comercio

Los treinta asturianos del nuevo cardenal

Parte del grupo de asturianos, en el aeropuerto de Barajas.
Parte del grupo de asturianos, en el aeropuerto de Barajas. / E. C.
  • Un grupo de fieles y sacerdotes viaja al Vaticano para asistir al Consistorio en el que el cántabro recibirá la birreta cardenalicia

Una treintena de asturianos arroparán hoy al arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, cuando, a eso de las once de la mañana, reciba la birreta y el anillo cardenalicios de manos del Papa Francisco en la imponente Basílica de San Pedro. Encabezados por los párrocos ovetenses de la Basílica de San Juan (Javier Suárez) y San Francisco de Asís (Fernando Llenín) y por el de la parroquia avilesina de Santo Tomás de Canterbury (José Antonio González Montoto), laicos y sacerdotes emprendieron ayer viaje para estar junto a quien fuera titular de la Diócesis de Oviedo, que será creado cardenal junto con otros 16 elegidos, trece de ellos con derecho a voto en un futuro cónclave para elegir nuevo Pontífice.

Posteriormente, los peregrinos desplazados al Vaticano podrán saludar al purpurado, a partir de las 16.30 horas, en el Aula Pablo VI, mientras que mañana asistirán a una misa en la explanada de la Basílica de San Pedro con motivo de la clausura del Año de la Misericordia y ya el lunes será el propio Osoro quien celebre la eucaristía en el Colegio Español de Roma.

En ese Consistorio público en el que alcanzará el más alto título honorífico que puede conceder el Papa, también estarán sus hermanos y sobrinos, así como centenares de personas que han coincidido con él en su Cantabria natal y en las diócesis de Oviedo, Orense, Valencia, y ahora en Madrid, además de la presidenta de esta última comunidad, Cristina Cifuentes, varios miembros de su gabinete y una representación del Gobierno encabezada por el ministro de Justicia, Rafael Catalá, que también tendrá ocasión de departir con él en las denominadas visitas 'ad calorem'.

Posteriormente, la presidencia de la delegación española ofrecerá en la residencia del embajador de España ante la Santa Sede una cena en homenaje al nuevo cardenal, que ayer abogó por un pacto educativo entre todos los partidos y porque el nuevo Ejecutivo dialogue con todas las instituciones, incluida la Iglesia, una tarea que considera «imprescindible» por más que la institución «no tenga una misión política».