El Comercio

El Padre Ángel, ahora 'Robin Hood'

El establecimiento madrileño que inaugurará el proyecto solidario del cura mierense.
El establecimiento madrileño que inaugurará el proyecto solidario del cura mierense. / ELVIRA MEGÍAS
  • Restaurantes al uso de día, por la noche ofrecerán cenas a personas sin recursos. Un local gijonés y un hotel de Oviedo ya se han sumado a la iniciativa

  • El cura mierense pone en marcha una cadena de comedores sociales por toda España

Lleva una vida dedicada a los más necesitados, luchando para combatir la desigualdad y a diario da de comer a 4.000 personas. El mierense Padre Ángel es el cura más mediático de nuestro país por su poca conexión con la jerarquía de la Iglesia, un compromiso que está fuera de toda duda, y unas ideas innovadoras. Y la última ha sido abrir una cadena de restaurantes con el nombre de 'Robin Hood' para que las personas sin hogar puedan cenar gratis y con dignidad, atendidos incluso por cocineros de prestigio.

El fundador de la ONG Mensajeros de la Paz, Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 1994 y Medalla de Oro del Principado, quiere hacer realidad la leyenda del arquetípico héroe ingles y defensor de los pobres, aunque con matices. «No es robar, es compartir. Que los ricos den algo para que los que no tienen nada puedan comer», destaca el sacerdote.

El primero de estos restaurantes abrirá sus puertas el próximo 29 de noviembre en Madrid, en el número 7 de la calle de Eguilaz del barrio de Chamberí. Y, para los meses posteriores, se espera, según el propio cura, contar con otros establecimientos en Asturias (ya se han sumado un restaurante de Gijón y un hotel de Oviedo), Toledo o Ciudad Real, bien como propiedad de Mensajeros de la Paz o a través de un convenio.

El primero de esos locales está ubicado a escasos metros de la parroquia de San Antón, donde la ONG que preside el párroco ofrece diariamente más de 200 desayunos y 200 cenas gratis para los 'sintecho'.

«Las cenas son en frío y consisten en un bocadillo. A partir de ahora, daremos cenas en caliente y en un restaurante», comenta el sacerdote, que puntualiza que lo que sí mantendrán en la iglesia son los desayunos.

Habrá camareros, vasos de cristal, servilletas de tela, manteles y vajilla con el escudo de 'Robin Hood', porque lo que además pretende el Padre Ángel es dignificar los comedores sociales. Al mediodía irán a comer personas que puedan permitirse pagar el precio de un menú del día o los distintos platos de la carta, mientras que por la noche asistirán a cenar las personas que tengan más problemas económicos. Los primeros 'pagarán' la comida de los segundos. Así es como se financiarán las cenas. «Los beneficios durante la mañana se destinarán a dar de comer por la noche», cuenta Mitchelle Torres, encargado en el primer 'Robin Hood' madrileño. «Ahora mismo ofrecemos comida casera y en la carta se puede elegir un menú del día o distintos platos. Todavía no sabemos qué platos o cantidades estableceremos para las cenas. Lo que deben tener claro los clientes que vengan a cenar es que serán atendidos de la mejor manera, sin distinción de ningún tipo», destaca.

Pero la idea no queda ahí, porque además el Padre Ángel está manteniendo conversaciones con varios cocineros españoles de prestigio para que trabajen en 'Robin Hood' al menos una vez al mes, de manera que los 'sintecho' puedan «presumir de haber comido gracias a chefs con estrella Michelin», explica el párroco. Algo como lo que ya hicieran este pasado verano el italiano Massimo Bottura y el brasileño David Hertz, cocinando para los olvidados de las favelas de Río de Janeiro con la comida sobrante de la Villa Olímpica.