El Comercio

El Papa autoriza la absolución indefinida del aborto por parte de los sacerdotes

vídeo

El papa Francisco. / Efe I EP

  • Pese a todo, el Pontífice enfatiza con todas sus "fuerzas" que el aborto es un pecado grave, porque pone fin a una vida humana inocente

El papa Francisco ha anunciado este lunes que todos los curas podrán absolver de forma indefinida del "pecado del aborto", haciendo perenne una medida temporal que había instaurado para el Jubileo de la Misericordia clausurado el domingo.

"Para que ningún obstáculo se interponga entre la petición de reconciliación y el perdón de Dios, de ahora en adelante concedo a todos los sacerdotes, en razón de su ministerio, la facultad de absolver a quienes hayan procurado el pecado de aborto", ha escrito el Papa en una carta apostólica. "Cuanto había concedido de modo limitado para el período jubilar, lo extiendo ahora en el tiempo", agrega.

El papa argentino, de 79 años, explica: "Quiero enfatizar con todas mis fuerzas que el aborto es un pecado grave, porque pone fin a una vida humana inocente. Con la misma fuerza, sin embargo, puedo y debo afirmar que no existe ningún pecado que la misericordia de Dios no pueda alcanzar y destruir, allí donde encuentra un corazón arrepentido".

Francisco extiende así una disposición que había sido prevista únicamente para la duración del año jubilar. Hasta ahora, solamente los obispos y algunos sacerdotes especialmente autorizados tenían la posibilidad de absolver a una mujer que hubiera abortado o a una persona que la hubiera ayudado.

"Por el bien pastoral de estos fieles, y confiando en la buena voluntad de sus sacerdotes, para que se pueda recuperar con la ayuda de Dios la plena comunión con la Iglesia Católica, establezco por decisión personal que esta facultad se extienda más allá del período jubilar, hasta nueva disposición, de modo que a nadie le falte el signo sacramental de la reconciliación a través del perdón de la Iglesia", escribe el Papa.

Esta posición del Papa "tiene en la práctica un efecto menor en lugares como Estados Unidos, donde varios obispos ya han autorizado a los sacerdotes que perdonen el pecado" del aborto, escribe el experto vaticanista John Allen en el sitio católico Cruxnow.com. "Pero simbólicamente es interpretado como un gesto de gran alcance para las mujeres", asegura.

Sin exclusiones

Por otra parte, siempre preocupado por no excluir a nadie del perdón divino, el papa extiende también la validez de las absoluciones concedidas por los sacerdotes integristas de la Hermandad Sacerdotal San Pío X, comunidad fundada por Marcel Lefebvre que rompió con la Iglesia en 1988. Tras haber tenido en este año santo una serie de gestos en favor de los excluidos, el papa exhorta en su carta a acercarse a los más pobres. El mundo sigue produciendo nuevas formas de "pobreza espiritual y material" que atentan contra la "dignidad de las personas" escribe Francisco.

"No tener trabajo y no recibir un salario justo; no tener una casa o una tierra donde habitar; ser discriminados por la fe, la raza, la condición social...: éstas, y muchas otras, son situaciones que atentan contra la dignidad de la persona, frente a las cuales la acción misericordiosa de los cristianos responde ante todo con la vigilancia y la solidaridad", señaló.

Como prueba de esta preocupación, Francisco instaura una "Jornada mundial de los pobres", que se celebrará cada año un domingo de mediados de noviembre, en la estela del Jubileo, que permitió que acudieran miles de excluidos al Vaticano el 13 de noviembre.