El Comercio

Se le escapa el cerdo y corre tras él por una autovía riojana

vídeo

Imagen del cerdo escapando de su dueño por medio de la carretera. / @denunciaLogroño

  • Un cerdo se da a la fuga por medio de la LO-20 mientras su dueño intenta atraparlo a la carrera

En la carretera uno se puede encontrar cualquier cosa. En las riojanas, últimamente han abundado las malas noticias por los accidentes con finales dramáticos. Pero también hay lugar para la sonrisa, incluso para la carcajada, ante situaciones que superan a la ficción y se convierten, por lo cómicas y fuera de sitio, en llamativas.

Es lo que ha sucedido hoy en la circunvalación de Logroño, en donde unos cuantos conductores se han visto sorprendidos por la curiosa escena de un cerdo corriendo por el medio de la LO-20, mientras que el que parece su dueño le perseguía sin demasiados visos de poder alcanzarlo y poner fin a la carrera del animal.

El cochino en cuestión no sabía si tirar hacia la derecha y tomar la vía para entrar a la capital riojana o seguir directamente por la autovía en dirección Burgos-Santander. Con la incertidumbre de decidir qué camino elegir -y ante el asombro de los conductores, que ponen sus coches a una velocidad mínima sin superar al temerario gorrino-, el animal finalmente se toma un respiro en la cuneta y parece ponerse a tiro del humano.

Sin embargo, quedan claras que las intenciones de uno y otro no iban a confluir en un final feliz y el vídeo que ha publicado en su cuenta de Twitter @denunciaLogroño acaba con el cerdo dando marcha atrás en una imprudente carrera a la fuga en sentido contrario y su esforzado dueño tras él, con la sensación de que el cuento acabará como cualquiera de los capítulos del coyote y el correcaminos. En este caso, llamémosle, el correcochino.