El Comercio

«Es un dinero que hace mucha falta»

El innovador proyecto de Carlos López-Otín que acaba de situar a Asturias en la élite científica demuestra que la institución «puede competir, pese a los escasos medios que tiene, porque hay grupos de investigación que lo están haciendo muy bien y que ya son un referente a nivel mundial». Así lo explicó ayer el rector, Santiago García Granda, que ya sabe a qué va a destinar el 21% de los fondos que irán a parar directamente a la Universidad: «Servirán para cubrir los gastos generales y repercutirán en todos los investigadores. Por ejemplo, para el mantenimiento de parte de la infraestructura: electricidad, gases que se utilizan en los laboratorios, internet o teléfono». García Granda también precisó que, «en realidad, el dinero que llega a la Universidad es todo» antes de admitir que «hace mucha falta».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate