El Comercio

Muere un bebé por la dieta alternativa impuesta por sus padres sin prescripción médica

Muere un bebé por la dieta alternativa impuesta por sus padres
  • La pareja decidió ponerle a su hijo una dieta alternativa que incluía leche de quinoa, a pesar de que los médicos la describieran como inadecuada

«Nunca llevamos a Lucas a un médico porque no notamos nada inusual», explica el padre. Él y su mujer eran los encargados de una tienda de alimentos naturales en la ciudad de Beveren, en Bélgica. La pareja decidió ponerle a su hijo una dieta alternativa que incluía leche de quinoa, aunque los médicos le avisaron que no era recomendable para el pequeño.

El regimen alimenticio que llevaba el Lucas le llevó a pesar, antes de morir 4 kilos, menos de la mitad de lo que debería pesar un niño de su edad.

Tras realizarle la autopsia se descubrió que su estómago estaba completamente vacío y que a pesar de cómo se quejaba el bebé por los gases que tenía dias antes de su muerte, los padres nunca recurrieron a los médicos.

El juicio contra los padres

En el juicio se acusó a los progenitores del pequeño de su muerte, causada por administrarle su propia dieta. El fiscal afirmó que "los padres determinaron su propio diagnóstico de que su hijo era intolerante al gluten y tenía una alergia a la lactosa".

Los padres llevaron al pequeño a un médico homeopático, en lugar de ir al hospital más cercano. Este fue otro de los motivos por los que culpó los culpó el fiscal.

Su madre, entre lágrimas explicó "A veces ganaba un poco de peso, a veces perdía un poco. Nunca deseamos la muerte de nuestro hijo".

La abogada de los padres defiende que el pequeño tenía un desorden alimenticio y que sus padres probaron con la alternativa de alimentarlo con productos de su tienda.

El juicio de este caso aún sigue en curso, cuya solución se conocerá en los próximos días.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate