El Comercio

Una boda con un detenido, un preso y una fugada en Cádiz

Una boda con un detenido, un preso y una fugada en Cádiz
  • Una boda civil en el Ayuntamiento de Cádiz termina con un menor detenido, una joven identificada que se había fugado de un centro de tutela y una trifulca con algunos de los allí presentes

Un auténtico belén el que se armó. Una boda que acabó muy mal. Aunque tampoco es que comenzara para tirar voladores, ya que el novio era un preso que fue trasladado desde la cárcel para contraer matrimonio. Al terminar la ceremonia debía de ser conducido de nuevo al penal, pero justo en ese instante una menor empezó a insultar a los policías, por lo que se procedió a su identificación. La chica se negó a darles la documentación. Según testigos presenciales esta joven se había fugado del centro donde está interna.

Cuando se la llevaban, el novio de la menor empezó a pegar a los agentes dándoles patadas y puñetazos. El joven, de 17 años, fue detenido como presunto autor de los delitos de resistencia y atentado contra agente de la autoridad.

La historia es muy rocambolesca, ya que esta joven era la hija de la novia, es decir, la hijastra del preso (el novio).

Entre el tumulto también estaban algunos manifestantes que permanecen de manera habitual en las puertas del Ayuntamiento que empezaron a increpar nuevamente a la Policía, aunque finalmente, no hubo más detenidos.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate