El Comercio

El 'aire acondicionado' más barato: refresca tu casa con trucos sencillos y económicos

Dos niños se refrescan ante un ventilador.
Dos niños se refrescan ante un ventilador. / AP
  • ¿Cómo soportar la ola de calor sin encarecer la factura de la luz ni arriesgarse a pillar un resfriado? Es posible conseguirlo con acciones cotidianas

Dispara la factura de la luz y te pone en riesgo de pillar un buen resfriado, por lo que encender el aire acondicionado no es siempre la mejor opción. Entonces, ¿cómo soportar este calor? Sobre todo por las noches, cuando las altas temperaturas se convierten en el peor aliado del sueño. Pues hay varios trucos sencillos y económicos que ayudan a refrescar la casa. Apunta:

1. Cierra las persianas: casi el 30% del calor que entra en las viviendas lo hace por las ventanas, por lo que impedir su paso ayuda a mantener la temperatura interior por debajo de los valores del mercurio.

2. Ventila por la noche: aprovecha las más bajas temperaturas de la noche para abrir las ventanas y crear corrientes en casa.

3. No abuses de los electrodomésticos: la actividad de aparatos como el horno o el lavavajillas no ayuda en nada a refrescar la casa. En la medida d elo posible, evita ponerlos en marcha.

4. Cambia las bombillas: utiliza sistemas led en vez de incandescentes, que producen muchísimo calor. Además, a la larga, ahorrarás en la factura de la luz.

5. Un ventilador puede ser el mejor aliado para combatir el calor. ¡Úsalo!

6. Adapta los tejidos de tu casa: evita el cuero, la pana o el terciopelo, que aumentan la sensación de calor. El algodón es un gran aliado. Además, se recomienda guardar las alfombras: dan calor.

7. Friega el suelo: el agua ayuda a reducir la sensación de calor. Si tienes terraza, riégala al final del día.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate