Un abuelo pone en peligro su vida para impresionar a sus nietos

El anciano se metió en un río lleno de cocodrilos para tomarse una foto al lado de una trampa de carne para los reptiles

R.I

Este abuelo australiano posa a escasos metros de una trampa para estos reptiles. Su esposa accedió a realizar la fotografía que su marido le pidió. Muy cerca de una trampa con carne para los cocodrilos, el abuelo quedó inmortalizado en una fotografía que más tarde enseñaría a sus nietos de 14 años.

Los nietos lejos de pensar que esto fue una gran hazaña, reprocharon a su abuelo el gran peligro que corrió y quedaron desencantados con la imagen. “Pensaron en lo tonto que es su viejo abuelo”, confiesa el hombre.

Afortunadamente el abuelo no sufrió daño alguno aunque ahora se enfrenta a seis meses de prisión y a una multa de 60.000 euros por interferir y dañar una trampa para cocodrilos.

Fotos

Vídeos