Un «imbécil integral vestido con un traje blanco». Así describen los vecinos a 'El Chicle'

José Enrique Abuín durante la última Behobia. /CANOFOTOSPORTS
José Enrique Abuín durante la última Behobia. / CANOFOTOSPORTS

Sus vecinos reconocen que le creían «capaz de cualquier cosa» y le describen como un «imbécil integral vestido con un traje blanco de pies a cabeza»

JOSÉ LUIS JIMÉNEZ/CRUZ MORCILLO/PATRICIA ABET

«Un imbécil vestido con un traje blanco de la cabeza a los pies y zapatos blancos». Era el estilismo hortera de José Enrique Abuín, ‘el Chicle’, de 41 años, cuando movía cocaína para uno de sus tíos, miembro del clan de los Fanchos en 2007. Era tan llamativo el ‘look’ que los guardias civiles que lo detuvieron (con más de dos kilos de droga en el mismo Fiat que sigue aparcado en su casa) lo describieron de esa forma. Para entonces, Kike, al que también apodaban el Chiquilín en ese mundo de narcos de segunda con aspiraciones, ya había sido arrestado acusado de violar a la hermana de su mujer. Tenía 29 años. A la chica no la creyó casi nadie. Ni su familia ni la del agresor. No fue condenado.

Antecedentes

Agresión sexual
. Fue acusado en 2005 de agredir sexualmente a su cuñada.
Delito de lesiones.
En 2007 fue arrestado por un delito de lesiones y ese mismo año por tráfico de drogas en una macrocausa en La Coruña.
Sin carné.
Ha sido detenido dos veces por conducir sin carné y consta un tercer arresto el pasado mes de agosto

Los padres de José Enrique, mariscadores jubilados, según los vecinos más amables; dedicados al trapicheo, según otros menos complacientes, mendigaron favores en la parroquia de Asados donde viven (a 200 metros de la tumba de Diana Quer) para que intercedieran de una forma u otra por su hijo. Hace menos de una semana, su madre le volvió a dar las gracias a un conocido y una propina por lo bien que se portó entonces. Ese hombre, ayer, arrasado en lágrimas, maldecía el nombre de Abuín y la hora en que lo conoció. «Si preguntas aquí, y no hay una cámara, el 99% te va a decir ‘este es capaz de cualquier cosa’. Yo creía que de asesinar no. Pero ha pasado todos los límites», cuenta casi en un susurro alguien que lo conoce desde niño.

Más información en www.diariovasco.com.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos