El milagro del bebé que fue abandonado en una alcantarilla llena de hormigas rojas

El milagro del bebé que fue abandonado en una alcantarilla llena de hormigas rojas

La pequeña fue hallada por una mujer que paseaba a su perro por la zona

EL COMERCIOGijón

Sudáfrica aún no sale del estupor por la foto de una recién nacida que hace una semana fue encontrada gracias a un perro en una alcantarilla llena de hormigas rojas de la ciudad de Porth Elizabeth, en Sudáfrica. La imagen, cruda, la sacó el hombre que, gracias a su fuerza, se convirtió en su salvador.

Charmaine Keevy, de 63 años, salió a dar un paseo temprano por la mañana con su perro cuando el animal de repente comenzó a ladrar en un conducto de drenaje en la cuneta.

Keevy escuchó un ruido y pensó que era un gato maullando, pero cuando se puso de rodillas se dio cuenta de que podía oír a un bebé llorando desde lo profundo del desagüe.

Estaba desnuda, con el cordón umbilical, en un sumidero de 2 metros de profundidad infestado de hormigas rojas. El frío, el agua de lluvia y las picaduras de esos insectos eran un combo mortal para un bebé que había nacido dos días antes. Pero ganó la vida.

El bebé llegó al Hospital Dora Nginzaha con una infección respiratoria grave y tuvo que ser conectada a un respirador artificial. Aún continúa en la incubadora, pero ya respira por sí misma.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos