Anthony Botta y su fórmula para viajar gratis por Europa gracias a Tinder

Anthony Botta, en una imagen compartida en su Instagram/Instagram
Anthony Botta, en una imagen compartida en su Instagram / Instagram

Este belga de 25 años ha pernoctado gratis en veinte ciudades a través de la aplicación de contactos

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Anthony Botta es un belga de 25 años que, tras finalizar sus estudios, tomó la decisión de viajar por el viejo continente, a ser posible, de la manera más barata. Se apuntó a Tinder, la aplicación de contactos que cuenta con una versión de pago que permite cambiar el lugar geográfico desde el que darle uso y conoció a personas de varios países que le alojaron sin pagar un euro. Botta incluso puso nombre a este método: «tinder-surfing».

Veinte ciudades de Bélgica, Holanda, Alemania, Austria, Eslovaquia, Hungría, República Checa y Polonia son los destinos que el avispado joven logró visitar y veintiuna las distintas anfitrionas que ha tenido.

La práctica de Anthony Botta sigue el siguiente proceso: selecciona una ciudad que le interese conocer, busca chicas con el propósito de que le permitan dormir en sus casas y les lanza el siguiente mensaje junto a un vídeo de presentación en el que aclara sus intenciones: «Eres mi primer match, ¿quieres ser mi anfitriona?».

Las respuestas fueron muy diferentes. Muchas chicas se negaron y a otras les parecía una buena idea. El encuentro entre el belga y sus anfitrionas también provocó todo tipo de reacciones entre ambos. Según asegura Botta, «con la mayoría me quedaba solo una noche, pero si me gustaba mucho y había química me instalaba durante una semana». «Al final es como una cita normal, a veces terminas en la cama y otras veces no. Si no hace clic, y la magia no surge, siempre queda el sofá», concluye.

Su plan de viaje era recorrer Europa pero, debido al éxito cosechado, ha continuado su viaje por Sudamérica y tiene la intención de visitar Nueva Zelanda en un futuro próximo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos