El cadáver del niño que pasó 20 horas en su casa fue trasladado gracias al jefe de su padre

La funeraria se lleva el cadáver del pequeño. /TELEMADRID.
La funeraria se lleva el cadáver del pequeño. / TELEMADRID.

Mortajar al pequeño costaba 1.600 euros que los progenitores no podían pagar. El velatorio lo han costeado el Hospital Niño Jesús, el Ayuntamiento de Fuenlabrada y la funeraria

S. L.

¿Cómo es posible que por poco más de 1.500 euros no se llevara al tanatorio a un niño de 7 años? Esta pregunta ronda a todos después de conocer el caso de Raúl, un pequeño enfermo de cáncer que estuvo 20 horas en el sofá del salón de su casa de Fuenlabrada tras fallecer. Precisamente fue el jefe de su padre quien profundizó en esta cuestión y abonó los costes del traslado. «Me parece denigrante», dijo en declaraciones recogidas por Telemadrid.

Por deseo expreso de sus padres, las últimas horas del niño fueron en casa en lugar del hospital. También querían velarlo en el piso, siempre y cuando se dieran las condiciones mínimas de dignidad, que no consiguieron. Por ello, optaron por velarlo en el tanatorio, pero cuando la funeraria se presentó en el domicilio tuvieron que marcharse porque los progenitores no tenían los 1.600 euros necesarios para el levantamiento y traslado del cadáver.

Así, fueron unas vecinas quienes se encargaron de amortajar el cuerpo y se pusieron en contacto con el Ayuntamiento, quien les prometió ayuda, aunque hasta las nueve de la mañana no podían hacerse cargo. En ese periodo el jefe del padre se hizo cargo de estos gastos. Después han sido el Consistorio, el Hospital Niño Jesús y la Funerarialos que han sufragado el velatorio.

Más información en ABC.es.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos