El lugar donde nadie aguanta más de una hora sin volverse loco

Microsoft construyó en 2015 una cámara anecoica y hasta la fecha es el lugar más silencioso del planeta

EL COMERCIOGijón

Hasta la fecha, nadie ha conseguido permanecer más de una hora en la cámara anecoica. Quienes lo han intentado, quedaron al borde de la locura.

¿Y qué es exactamente? Pues una cámara anecoica o anecoide es una sala diseñada para absorber todas las reflexiones producidas por ondas acústicas o electromagnéticas. A su vez, la cámara se encuentra aislada del exterior de cualquier fuente de ruido o influencia sonora externa.

Esto permite que la sala emule las condiciones acústicas que se darían en un campo libre, ajeno a cualquier tipo de efecto o influencia de la habitación fruto de dichas reflexiones. En la naturaleza, la reflexión se produce en cualquier entorno, salvo en el vacío, donde el sonido no se puede transmitir. En cualquier medio a través del cual se propague el sonido, tienen lugar la reflexión y la absorción. Esta instalación tecnológica permite, entre otras cosas, la prueba y medición de antenas.

El límite del oído humano se ubica en los 0 decibelios. Por debajo de esto no significa que el ruido no exista, simplemente que una persona no está en condiciones de captarlo.

La creación de esta cámara es una idea de Microsoft y la misma está localizada en el Edificio 87 en la sede de la empresa en Redmond, Estados Unidos y es utilizada para probar los nuevos equipos.

La cámara está recubierta con 6 capas que bloquean todo acceso de ruido exterior. Si un avión despegara a su lado, simplemente se escucharía un susurro.

El silencio total puede generar una tensión en el cerebro capaz de derivar en la locura, ya que el oído busca una nueva fuente de sonido, que finalmente encuentra en el cuerpo, con los latidos del corazón o la respiración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos