La campaña contra la violencia machista en Zamora no hace gracia

La campaña contra la violencia machista en Zamora no hace gracia

El equipo de Gobierno asegura que el objetivo es visibilizar el problema social, mientras el PP, Ciudadanos y algunas asociaciones la rechazan

ALICIA PÉREZ ZAMORA

La campaña contra la violencia de género del Ayuntamiento de Zamora ha desatado la polémica en la ciudad por la utilización de tres chistes machistas bajo el lema ‘La violencia hacia las mujeres no es un chiste. No seas cómplice’. Bajo un fondo negro y con letras blancas, los carteles colocados en los ocho mupis de información que hay en las calles de la ciudad muestran las frases ‘¿En qué se parecen las mujeres a las baldosas? En que las dos se pisan’, ‘¿Qué hace una mujer fuera de la cocina? Turismo’ o ¿En qué se parecen las mujeres a las pelotas de frontón? En que cuanto más fuerte les pegas antes vuelven’.

Más información

El objetivo de la campaña, que se aprobó en el Consejo Municipal de la Mujer tras un «profundo» debate, no era polemizar, según ha asegurado hoy la concejala del equipo de Gobierno Laura Rivera, tras las críticas de los grupos del PP y de Ciudadanos y de algunas asociaciones. Eran conscientes de que la polémica podía acompañar a la iniciativa, pero no se buscaba polemizar, insisten, sino dar visibilidad al problema y que «la gente vea lo brutal que es».

Laura Rivera ha explicado que la campaña es de denuncia y toma de conciencia de ciertas actitudes de la vida cotidiana que están normalizadas y parecen inocuas, pero que van generando una idea y un concepto de las mujeres «que puede engendrar inmediatamente falta de respeto y al final, lamentablemente, violencia».

«Esos chistes que dichos en una reunión de amigos o en la barra del bar hasta pueden provocar la risa, colocados en los ocho mupis en las calles de la ciudad escandalizan por su dureza, crueldad y machismo», ha manifestado la concejala del equipo de Gobierno durante la presentación de los actos del Día Contra la Violencia de Género, un problema que incidió en que ha provocado más muertes que el terrorismo.

«La campaña que no queremos hacer y que nos negamos a hacer es llevar violetas a la tumba de 50 mujeres más muertas el año que viene. Esa es la que no queremos, las otras, hablar, pensar, debatir, todos los días hasta que desaparezca», ha defendido.

Esther Antón es de la agencia de publicidad Touché, que ha creado la campaña. En la presentación, ha explicado que hay manifestaciones machistas que no se ven o que incluso están socialmente aceptadas como el desprecio, el paternalismo o el humor. «Hay estudios que demuestran que la violencia hacia la mujer y el humor machista están ligados. El humor normaliza el machismo, que es la raíz de la violencia hacia las mujeres», ha afirmado.

Por este motivo, la agencia de publicidad ha pretendido lanzar un mensaje con el que la gente se ofenda, pero en la calle, cuando escuchen comentarios y chistes machistas. «Debemos conseguir el desprecio total de cualquier tipo de violencia y que cada persona reflexione sobre su tolerancia hacia la violencia contra las mujeres», manifestó incidiendo en que el objetivo de la campaña es concienciar sobre la igualdad y mostrar un problema que definió como una lacra social con la que hay que acabar.

En contra de la campaña se ha posicionado el Partido Popular en el Ayuntamiento de Zamora por considerarla «completamente sectaria e impuesta por el equipo de Gobierno sin atender otras ideas». Y es que sostienen desde el PP que no se han tenido en cuenta las opiniones de las distintas asociaciones y grupos políticos presentes en el Consejo de la Mujer.

«La utilización de chistes machistas no creemos que sea la mejor forma de sensibilización contra la violencia de género y menos aún entre los adolescentes, colectivo éste que debe ser objetivo prioritario en la campaña», ha asegurado la concejala Clara San Damián.

El Grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento ha tachado de «desafortunados» los carteles y ha pedido su retirada por ofrecer «un mensaje frívolo sobre una terrible lacra». «Aunque no dudamos que el fin de la campaña es loable, la fórmula ha sido desacertada», consideran.

Ante la polémica suscitada, también se ha pronunciado la Asociación Mujeres en Igualdad, que defiende que el tema de la violencia debe ser tratado con la mayor rigurosidad y que se deben evitar «las polémicas innecesarias».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos