Chloe Ayling, la modelo secuestrada para ser vendida por internet como esclava sexual

Chloe Ayling./Instagram
Chloe Ayling. / Instagram

La joven fue liberada por el presunto autor del secuestro, sobre el que se ciernen las sospechas de montaje

AGENCIAS

Chloe Ayling, una modelo británica de 20 años, fue presuntamente secuestrada en Milán para ser vendida por internet como esclava sexual en Oriente Medio. El presunto secuestrador, Lukasz Pawel Herba, que fue detenido el sábado tras liberar a la joven, pedía un rescate de 300.000 dólares.

Según el testimonio de la modelo, que habría estado seis días sometida, había llegado a Milán el 10 de julio para realizar una sesión de fotos concertada por su agente, según ha explicado la Policía italiana en un comunicado. Al llegar al estudio de fotografía fue agredida y drogada, tras lo que fue llevada en un coche a un pueblo cerca de Turín, en la región de Piamonte, en el norte de Italia.

Entonces, Herba (30 años), de origen polaco, pero residente en Reino Unido, hizo su amenaza: o recibía 300.000 dólares o vendía a la joven por internet. Finalmente, la liberó y la acompañó al consulado británico en Milán.

El abogado de la joven, Francesco Pesce, ha señalado que los planes de Herba, que estaría vinculado a la mafia 'Black Death', consistían en vender a la joven en Oriente Medio "para mantener relaciones sexuales". La joven estuvo vigilada y amenazada en todo momento, por lo que cumplió las órdenes que recibió.

Tras su liberación, la víctima relató a la policía que el hombre que la retenía le prometió dejarla marchar después de conocer que tenía un hijo. Hasta el momento en que fue puesta en libertad, Ayling "pensó que sería buena idea ser agradable con su captor porque sabía que la iba a liberar", ha explicado Pesce. "Estaba aterrorizada y aunque pudo pedir ayuda no lo hizo porque estaba sometida a su captor o a la gente que la observaba como se le dio a entender", añadió.

Reproducción de la forma en la que habría permanecido la modelo e imágenes del presunto secuestrador y del interior de la vivienda en la que permaneció. / Reuters

¿Un montaje?

Esta historia ha sido puesta en duda por medios italianos, que recogen el testimonio de vecinos de la casa en la que supuestamente estuvo retenida la modelo. Afirman que Ayling y Herba estuvieron juntos en el exterior de la casa, así como en un bar y una tienda, de lo que habría un vídeo.

Además, los medios italianos señalan que la Policía, que buscaría, al menos, a otro implicado, habría encontrado contradicciones en los testimonios de ambos. Apuntan que ambos se conocían de Reino Unido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos